Las apuestas deportivas, una tendencia que ya genera 742 millones de beneficios

Que el sector de las apuestas deportivas se ha convertido en uno de los modelos de entretenimiento más en auge que existe en nuestro país no es ningún secreto. Al contrario. Nos enfrentamos a un tipo de negocio capaz de generar, únicamente en el año anterior, un total de 742 millones de beneficios. Si lo comparamos con cursos anteriores, esto supone un beneficio de 2,5 veces más que hace cinco años. 

Ante estas cifras, no resulta de extrañar que cada vez sean más los anuncios y la publicidad que se refiere a este tipo de negocio como uno de los más rentables que nos podemos encontrar en nuestro país. Sin embargo, la realidad es que goza de unos números que, literalmente, asombran a cualquiera.

Únicamente en España apuestan dinero de manera habitual un total de 800.000 personas. Es decir, casi un millón de la población. Y, si nos centramos en el aspecto cuantitativo, el juego online ya mueve en nuestro país un total de 13.000 millones de euros. Y el código promocional paston tiene mucho que ver. Permitiendo a todos los jugadores apostar con el menor riesgo posible. 

Ante unas cifras así, ¿es posible negra que seguimos encontrándonos ante una de las tendencias más destacas que existen en los últimos años?

El sector online, al alza

Uno de los principales puntos que destaca con respecto al resto de sectores tradicionales, es que el mercado de las apuestas deportivas ha sabido entender a la perfección cuáles eran las demandas del público. En primer lugar, es importante conocer que nos encontramos ante un sector que ha sabido hacer convivir a la perfección el comercio tradicional con el sector online. 

Un buen ejemplo de ello lo encontramos con la proliferación de las casas de apuestas en las principales ciudades de todo el mundo. Cada vez son más las franquicias que se decantan por las calles españolas para hacer crecer sus negocios. Y esto lo consiguen a partir de una formula que permite jugar online en el interior de esos locales. Por tanto, ante un aspecto tan comprometido como es el hecho de apostar con dinero real, se consigue proporcionar al usuario un contexto de seguridad que, si no existieran este tipo de negocios, sería imposible de alcanzar.

Del total de dinero que se juega de manera anual en nuestro país, el 90% de las apuestas se reparten a partes iguales entre el comercio tradicional y el sector online. Únicamente un 10% es el que hace referencia a las quinielas. Sin embargo, continúa siendo una parte muy pequeña de todo el volumen de facturación que logra el sector en su cómputo global.

En pleno crecimiento

El pasado 2018 fue el tercer año en el que el sector del juego creció de manera consecutiva. Existen diferencias entre la actividad que realizan los usuarios que apuestan por el sector físico y los que se deciden por el ámbito tradicional.

En el campo presencial, la actividad de los salones de juego acapara toda la atención, con una cifra cercana al 16% de participación. El de las apuestas deportivas se queda anclado en el 15,7%. Una trayectoria que contrasta con lo que podríamos experimentar en el sector online. El juego en línea aglutina un total de facturación de 310’8 millones de euros para las apuestas online. Por el contrario de los 145 millones que se destina a los juegos de casino.

Por tanto, la situación de mercado afirma que el jugador que se decide por participar de manera online lo hace con el objetivo de jugar a las apuestas deportivas. Quedando reservado lo referente a los juegos típicos de los salones de juego más para el comercio tradicional.

La seguridad en las apuestas online

Uno de los aspectos en los que mayor hincapié ha tenido que realizar las casas de apuestas han sido en materia de seguridad. En un aspecto tan delicado como el que hace referencia al aspecto económico, las casas de apuesta han tenido que realizar importantes avances que persiguen como objetivoafianzar su posicionamiento en la red, al mismo tiempo que aseguran a todos sus usuarios que sus datos están protegidos de cualquier aspecto.

Uno de los aspectos en los que siempre conviene prestar atención es en lo referente a los datos que aparecen en la URL. Es importante que la página web garantice la encriptación de todos los datos. Para ello, la URL debe empezar por “https” Es muy importante que nos fijemos en la “S” del final.

También es conveniente que la web quede registrada en la Dirección General de Ordenación del Juego. De lo contrario, puede que no cuente con la aprobación del Gobierno de España.

Como hemos podido comprobar, nos encontramos ante un sector que no ha dejado de crecer desde su irrupción en nuestro país. Este crecimiento hace que cada vez más tengamos que extremar las precauciones en materia de seguridad. De lo contrario, podríamos estar dejando expuestos todos nuestros datos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *