La relación entre la diversión y los recreativos en España

Los salones de recreativos tienen una gran historia en nuestro país. Las primeras salidas o los primeros encuentros con amigos tenían como escenario alguna sala de este tipo. Esto era algo muy habitual en los años ochenta y noventa en los Arcade bar. Los salones recreativos reunían a personas con todo tipo de gustos, sobre todo jóvenes quinceañeros que gastaban con gran entusiasmo los pocos duros de paga que les daban sus padres echando unas partidas con sus amigos.

Sin embargo, esta forma de divertirse solamente duraba durante la adolescencia. La llegada de internet y la revolución tecnológica, acabó por completo con estos salones ya que las inquietudes y las formas de divertirse de los más jóvenes cambiaron por completo. 

A su vez, los que se seguían sintiendo atraídos por los juegos y podían seguir siendo clientes de estos locales, descubrieron los juegos online y optaron por la opción de disfrutar de los videojuegos sin salir de casa.

Los juegos más destacados de los recreativos

Una parada inevitable en cualquier salón recreativo era el “Mortal Kombat”. El juego consistía en combates de lucha desmedida, con unos personajes que destacaban por sus buenos gráficos para la época.

“Rastan” era un juego en el que el protagonista, al más puro estilo Conan por su físico y melena, se encargaba de recorrer un mundo de fantasía para acabar con las bestias mitológicas que se encontraba a su paso.

Siguiendo en esta línea de peleas y guerras, cabe destacar “Street fighter 2” y “1941: Counter Attack”. Mientras que los juegos de lucha eran típicos de los más jóvenes, los juegos de guerra, que eran mucho más estratégicos, eran propios de los mayores de la sala.

 

 

Eugenio Utiel, uno de los primeros fundadores de salones recreativos en España, expresa que los juegos que mejor funcionaban en esa época eran el “Tetris” y el “Moonwalker” de Michael Jackson. Sin embargo, los clásicos analógicos como futbolín, ping pong o billar, indica que eran una buena opción ya que costaban muy poco dinero y su popularidad no disminuía con el paso de los años.

Las tragaperras, el juego más rentable

Las máquinas de premio, más conocidas como tragaperras, fueron la inversión más rentable de los últimos años de estos recreativos. Así lo afirmaba el empresario Eugenio Utiel: “Cada máquina me costaba medio millón de pesetas, y aparte otro medio millón de pesetas anual por la licencia de juego, que se pagaba trimestralmente. Tenía que irme a Madrid para el papeleo y todo. Y aun así… Lo más rentable”. 

Con el paso de los años todos estos juegos perdieron fuerza entre la población juvenil por la subida de precios y la llegada de las videoconsolas, entre otras. Por otro lado, décadas después de su caída, alguno de los juegos de los que se podían disfrutar en los Arcade bar los podemos encontrar actualmente online como las tragaperras casino777

La relación entre la diversión y los recreativos en España ha sido muy estrecha. Estos salones han marcado la adolescencia de muchísimos jóvenes, que de alguna manera suponían una forma de mantenerlos entretenidos de una forma sana y responsable. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *