La mayor planta de Coca-Cola de Europa estará en La Rinconada

La empresa Coca-Cola European Partners (CCEP) ha anunciado este lunes que invertirá más de 44 millones de euros en la fábrica de La Rinconada (Sevilla) hasta final de 2019, lo que convertirá a la planta en la mayor embotelladora de Europa Occidental por capacidad, número de líneas y tecnologías diferentes. Coca-Cola lo ha señalado en la celebración del vigésimo aniversario de la fábrica, que ha coincidido con la inauguración de una nueva línea de embotellado de vidrio rellenable que amplia su capacidad productiva. En el acto han participado el director general de Coca-Cola European Partners Iberia (CCEP), Francesc Cosano; el Consejero de Economía, Hacienda y Administración Pública de la Junta de Andalucía, Antonio Ramírez de Arellano; el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y el alcalde de La Rinconada, Javier Fernández de Ríos.

En este sentido, Cosano ha explicado que con esta nueva línea, la planta suma ya diez líneas de producción. En concreto, tres de vidrio, tres de PET, dos de latas, una de aséptico y una línea de jarabe.

La fábrica de Sevilla, que cuenta con una superficie de 190.000 metros cuadrados, produce más de 740 millones de litros de productos de Coca-Cola al año. Unas cifras, han apuntado, se verán incrementadas a partir de ahora con la entrada en funcionamiento de esta línea que amplía su capacidad.

En los últimos dos años se han realizado inversiones en la planta que han permitido a Coca-Cola adaptar sus líneas para la producción de Royal Bliss y de la botella de Fanta Spiral. El lanzamiento de Royal Bliss ha supuesto la puesta en el mercado de ocho nuevos mixers, con una nueva botella que hizo necesaria la adaptación de las líneas de embotellado de vidrio rellenable. Esta bebida se embotella en España en las plantas de Sevilla y Barcelona, exclusivamente.

Inversiones superiores a los 44 millones de euros

Cosano ha anunciado que Coca-Cola European Partners tiene previsto llevar a cabo inversiones superiores a los 44 millones de euros en la fábrica sevillana entre 2018 y 2019. “El objetivo es que las inversiones previstas permitan a la planta contar con nuevas líneas: una de latas y otra de PET”, ha afirmado el director general de CCEP Iberia y ha añadido que “esto tendrá unos efectos muy positivos tanto para la economía como para el empleo en La Rinconada, Sevilla y Andalucía”.

De hecho, ha subrayado que el proyecto convertirá a la fábrica de Sevilla en la mayor de las plantas embotelladoras de Coca-Cola en Europa Occidental por capacidad, número de líneas y tecnologías diferentes, gracias a una ampliación de la planta en 23.000 metros cuadrados adicionales”.

Por su parte, el consejero de Economía, Hacienda y Administración Pública, Antonio Ramírez de Arellano, ha felicitado a la dirección y a los trabajadores de la planta por los hitos logrados en los 20 años de funcionamiento. De este modo, ha destacado “el esfuerzo continuado en este periodo por la innovación, la tecnología y la calidad, que han contribuido a que la planta vaya a convertirse en la de mayor capacidad de producción de Europa Occidental”.

16.000 empleos entre directos e indirectos

Las actividades relacionadas con Coca-Cola tienen un impacto anual (directo e indirecto) de 1.137 millones de euros en la economía de Andalucía, es decir, el 0,8 por ciento del PIB de la región, según un estudio elaborado por la consultora independiente Steward Redqueen.

Además, Coca-Cola genera 16.000 empleos totales (directos e indirectos) en Andalucía. De estos, 790 son empleos directos generados en la región y, en concreto, esta planta cuenta actualmente con 238 empleados. Según este estudio, cada puesto de trabajo directo en Coca-Cola genera otros 19 empleos indirectos en la economía regional.

Por último, Coca-Cola aporta valor añadido a comunidades locales en Andalucía mediante el patrocinio de 1.600 eventos de carácter deportivo, cultural, musical, medioambiental y solidario. De hecho, alguno de los ejes en los que la firma centra su acción social son el emprendimiento, la cultura y la educación.

Por otro lado, Coca-Cola ha puesto en marcha políticas y acciones para minimizar el impacto que sus actividades tienen en el medio ambiente y que están permitiendo a la empresa reducir ratios como el de consumo de agua o del uso de energía.

De hecho, la ratio de consumo de agua ha mejorado un 19 por ciento y la de energía, un 25 por ciento, desde 2010 en esta planta. “Queremos seguir en esta línea realizando inversiones que permitan que nuestras actividades tengan cada vez un menor impacto sobre el medio ambiente”, ha apuntado Cosano.

Estas actuaciones forman parte de la estrategia de sostenibilidad Coca-Cola European Partners y The Coca-Cola Company, denominada ‘Avanzamos’, que incluye objetivos en materia de conservación del medio ambiente y en el ámbito social.

“Una prueba de nuestro compromiso con las personas y el respeto a la diversidad y la igualdad es nuestro proyecto GIRA, un paraguas bajo el que apoyamos a aquellos colectivos que necesitan un impulso para que giren su vida”, ha explicado el director general de CCEP Iberia.


 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *