La Giralda amanece encendida

Los sevillanos y los turistas más madrugadores se sorprendieron en el amanecer del miércoles cuando descubrieron que la Giralda estaba encendida mientras daban las primeras claras del día.

 

 

No se trataba de la normal iluminación exterior de la famosa torre, la iluminación que se acciona al anochecer y se apaga durante la madrugada, sino de un alumbrado interior muy peculiar. Nadie parece haber explicado las razones de esto, pero lo cierto es que, como muestra la fotografía,  la Giralda amaneció más amanecida que nunca, de esta forma tan peculiar que iba llamando la atención de los primeros trabajadores de la mañana, de la gente que se había levantado más temprano. Fue la estampa de una Giralda encendida al alba.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *