La Feria de Córdoba, ¿cuáles son sus orígenes?

La Feria de Córdoba se celebra en conmemoración de Nuestra Señora de la Salud, en la última semana del mes de mayo. El encuentro ocurre en el recinto del Arenal, ubicado a las afueras de la ciudad, atrayendo tanto a cordobeses como a turistas de varias partes del mundo. A las festividades acuden jinetes, gitanos y flamencos, asentándose en casetas a lo largo de la calle. Por lo general, las casetas se caracterizan por ser de acceso libre, y muchas disponen de aire acondicionado debido a las altas temperaturas que la ciudad enfrenta en verano.

Orígenes de la feria

La primera Feria de Córdoba se remonta al año 1284, cuando el rey Sancho IV permitió por primera vez la celebración de la así llamada feria de ganado. Esto la hace la feria más antigua en la historia de España. Originalmente se trataba de un mercado de reses, cuyo propósito era atraer ganaderos de ciudades vecinas. Las mañanas eran dedicadas a acuerdos mercantiles y las festividades iniciaban propiamente en la tarde y noche. En esos tiempos no había una fecha determinada para el evento y cada año el día de inicio de la celebración variaba. En 1980 la última semana de mayo fue elegida como su fecha oficial.

Más adelante en el año 1665, tras el descubrimiento de una pequeña imagen de la virgen María en un pozo frente a la puerta de Sevilla, la feria adoptó un motivo más religioso. A partir de este evento, también inició la creencia de que las aguas del pozo tenían propiedades curativas. Desde entonces la Virgen de la Salud se convirtió en la patrona de la feria.

La Feria de Córdoba se ha celebrado ininterrumpidamente desde sus inicios, incluso durante los años de la Guerra Civil Española. Su ubicación ha variado a lo largo del tiempo, siendo su origen la Puerta de Sevilla, pasando por los Jardines de la Victoria, hasta instalarse finalmente en el Arenal, en la rivera del Guadalquivir, donde aún se festeja hoy día.

A pesar de sus orígenes, hoy en día el propósito principal de la feria de Córdoba es el entretenimiento. Algunas de las actividades ofrecidas a los visitantes son las corridas de toros, conciertos en vivo, atracciones diversas, concursos y presentaciones de flamenco, entre otras. Tradicionalmente, el acontecimiento se inaugura con el encendido de la portada y el alumbrado de las casetas, y finaliza con un espectáculo de fuegos artificiales que tiene lugar a media noche. La decoración y la música, siempre marcados por un fuerte estilo andaluz, son acompañadas por faroles de colores, trajes relucientes y comida deliciosa.

Gastronomía y vestimentas típicas de la feria

Las casetas, que son 98 en total, son las zonas de reunión principales de la feria. Son gestionadas por instituciones, asociaciones, partidos políticos y diversas hermandades. Buscan mantener su tradicional estilo cordobés, recreando las casas de las antiguas vecindades de la zona, a su vez decoradas con faroles, bombillos y guirnaldas. Por lo general, sirven platos típicos de la gastronomía cordobesa. Los platos más solicitados son el Salmorejo, el Flamenquín, los Pimientos fritos y las surtidas de jamón y pescado frito. La comida es proveída por restaurantes de la ciudad o por empresas de catering, aunque en el pasado era tradición que las hermandades se encargaran de preparar la comida del festival.

Entre las bebidas más populares se pueden mencionar la cerveza, diversos cócteles de frutas y el rebujito (mezcla de vino Manzanilla con refresco de gaseosa). Otra tradición gastronómica popular de la feria es comer churros con chocolate. También son populares las hamburguesas, perritos calientes, patatas fritas, etc, que pueden conseguirse en los establecimientos ambulantes.

En el Paseo los Caballos era costumbre ver a mujeres en el vestido tradicional de “cordobesa”, montando altas yeguas adornadas con listones y colores. También se veía a los hombres en su traje tradicional “corto”, yendo a paso elegante por las calles. Sin embargo, esta costumbre ha ido decayendo con los años.

Hoy en día, y a diferencia de otras ferias similares, la feria de Córdoba se distingue por el uso de ropa informal, aunque aún se ve el ocasional Sombrero Cordobés entre la multitud. Entre las mujeres es popular el traje de gitana o flamenca, y se ven particularmente en los grupos de coros rocieros que acuden al evento para cantar y bailar.

En la cultura popular

Con el tiempo, la feria de Córdoba y otras festividades españolas se han vuelto tan populares en el extranjero que han inspirado diversos juegos online. Uno de ellos es un juego de slots online llamado Feria Loca. Desafortunadamente, el juego aun no se encuentra disponible en ningún casino online español como, por ejemplo, Génesis casino. El juego está ambientado por casetas de colores brillantes, palmeras y un agradable cielo azul, además de rosas rojas y numerosas guirnaldas. Los naipes presentan una estética distintivamente española y están decorados con flores, naranjas, abanicos y guitarras. Otros elementos llamativos del juego son la jarra de sangría, los tazones de fruta fresca y las melodías flamencas.




 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *