La empresa sevillana Surtruck diseña y fabrica los vehículos de bomberos más pequeños del mercado

Dos vehículos de reducidas dimensiones han comenzado a funcionar en estrechas calles del Albaicín en Granada. Son los únicos de su tamaño que cumplen la norma EN-1846 especificada  para Vehículos contra incendios y de servicios auxiliares de categoría 1 (Urbano) clase L (Ligero).

Los nuevos BUL (Bomba Urbana Ligera) están diseñados para poder acceder por las calles más estrechas y garantizar así una respuesta de calidad e inmediata. Poseen una longitud total de 4.900 mm., con cabina de 1695 mm. de ancho, un tonelaje máximo de 6000 kg y velocidades punta de 130 km/h., además de un radio de giro que no supera los 5 m.

Entre sus características técnicas, su depósito de agua acepta un volumen de 1000 l.,  con bomba de presión combinada de 1000 lts/min., a 10 bar en baja presión y 250 lts/min a 40 bar en alta presión.  Destaca también un novedoso sistema de cámaras de visualización y grabación de 360º, un mástil de iluminación retráctil en el techo de la cabina, un portaescalera abatible, y todo el equipamiento en material de extinción y material de rescate.

En materia de seguridad, su ángulo de vuelco supera los 32 grados de inclinación (testado en laboratorio.

Tras tres años de investigación, la empresa Surtruck ha dado un gran salto adelante en la evolución del diseño y fabricación de sus vehículos contraincendios. El nuevo producto es heredero del Fast Five, otro vehículo de reducidas dimensiones cuyas primeras versiones ya funcionan en Sevilla desde hace casi tres años; en total son cuatro unidades las que operan en las calles de la capital hispalense. Durante todo este tiempo, los bomberos especializados del Ayuntamiento de Sevilla han testado el diseño y funcionamiento de estos vehículos, lo que ha permitido a Surtruck conocer las necesidades y exigencias de los profesionales del servicio contraincendios, y de esta manera crear un producto que hoy día es un modelo único en España. En este proceso de innovación se creó el BUL Cabina simple, más estrecho que el Fast Five, y que funciona desde hace un año en el Ayuntamiento de Barbate (Cádiz).

Los nuevos vehículos del Consorcio de Bomberos de Granada fueron presentados el pasado 5 de septiembre en el Mirador de San Nicolás, en el Albaicín, en un acto con el vicepresidente primero de la Diputación, Pedro Fernández, la diputada de Empleo y Desarrollo Sostenible, Ana Muñoz, el concejal de Seguridad Ciudadana de Granada, César Díaz, y el diputado provincial, Fernando Pérez, además de varios concejales y responsables de los servicios de emergencias de la provincia.




 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *