Carta de Sergio Acedo:
Una empresa de Murcia ha fabricado en 8 horas unos tubos que tardan habitualmente en hacerse 48h y los ha traído.
Una empresa de Alhaurín el Grande ha paralizado sus actividades para construir en menos de 24h la cesta con la que bajarán los mineros y un taladro gigantesco.
Una empresa de Málaga ha cedido sus cámaras de fibra óptica para tener visión del pozo.
Un equipo de rescatadores asturianos especializados en rescates mineros vinieron el segundo día.
Decenas de camiones y excavadoras llevan días trabajando en desmontes.
Una enorme tuneladora ha dejado sus trabajos en la M-40 y se ha desplazado a Málaga.
Una asociación de mujeres de Totalán prepara cada día raciones de desayuno, comida y cena para los cientos de personas que trabajan sin descanso día y noche.
La gente de este país es la hostia. Somos líderes mundiales en donación de órganos, y en misioneros por el mundo. Cuando nos ponemos todos a una no hay quien nos gane. Pero hay un puñado de políticos empeñados en que los españoles vivamos eternamente enfrentados, porque viven bien de ello, y porque mientras estemos enfrentados unos contra otros no lo estamos todos contra ellos.
Independientemente del resultado final del rescate del pequeño Julen, hemos demostrado una vez más que cuando queremos nos da igual todo lo demás. El día que todos entendamos que esa debería ser siempre la actitud, ese día empezaremos a ser un gran país. Mientras no les demos una patada en el culo a quienes hacen del enfrentamiento y la división su modo de vida, seguiremos poniéndonos piedras en el camino a nosotros mismos.