Más de 20 años en el sector inmobiliario avalan a esta empresa sevillana que, día tras día, trabaja por ofrecer un “producto distinto” basado en viviendas de gran calidad en zonas prioritariamente céntricas de la ciudad. José Ángel Rodríguez Guitart es uno de sus responsables que hoy nos contará más acerca de Inverplan.

P. José ¿cómo nace? ¿Cómo son los inicios de Inverplan?

R. Inversores sobre planos, S.L. se constituye en 1996 y con una idea clara de prestar un servicio muy personalizado en la gestión de promociones inmobiliarias, así los primeros años y hasta el 2001 estuvimos gestionando promociones en régimen de Comunidad de Propietarios, gestión integral que abarcaba desde la compra del suelo hasta la entrega final de las viviendas a los comuneros.


A partir del año 2001, debido al cambio de tendencia que detectamos en el mercado, enfocamos nuestro negocio principalmente a la promoción de viviendas de lujo y en régimen de renta libre.

P. ¿Cuál es el objetivo de Inverplan de cara a sus trabajos, obras?

R. Nuestra empresa siempre ha apostado por ofrecer un producto distinto intentando cubrir una banda del mercado en la que no se mueve la mayoría de la oferta inmobiliaria. Buscamos y queremos para nuestros clientes viviendas de mucha calidad tanto en la concepción de sus espacios (huyendo de la compartimentación en pequeñas estancias) como en sus materiales y su diseño. El prototipo loft es nuestro modelo más recurrente ya que en él podemos ofrecer lo que habitualmente el mercado no tiene. Hacerlo además en zonas como el casco histórico de Sevilla donde la relación útil/construido es importante, solo se puede conseguir poniendo en valor esos elementos arquitectónicos que configuran nuestro patrimonio, elementos que en una distribución al uso se perdería con toda seguridad.

P. ¿De qué manera ha afectado la crisis financiera de 2007 a la empresa y cómo habéis sabido desenvolveros?

R. A raíz de la crisis del sector, en los últimos años (2008 – 2017) hemos concentrado gran parte de nuestra actividad en la comercialización de inmuebles de entidades financieras, procedentes de recuperaciones, interviniendo en todas las fases del proceso de comercialización y venta. En estos años hemos vendido más de 900 inmuebles, por un valor próximo a los 80 millones de euros.

P. A parte de vuestra plantilla, ¿contáis con otros colaboradores?

R. Iverplan dispone de personal cualificado para actuaciones a cualquier nivel ante entidades financieras, inversores, promotores, Ayuntamientos y Administraciones Públicas.

La plantilla de Inverplan consta de 6 personas que actúan en las provincias de Sevilla y Cádiz donde dispone de oficinas propias.

Por otra parte, tiene una importante red de colaboradores (arquitectos, aparejadores, abogados, constructores y expertos inmobiliarios) que la capacitan para cualquier actuación que vaya más allá de la mera intermediación en las ventas, como pueden ser el estudio urbanístico de suelos, estudio de viabilidad de proyectos inmobiliarios, o cualquier otra dirigida a poner en valor los inmuebles, independientemente de su naturaleza (edificio, solar, suelo urbanizable, etc.)

P. ¿Dónde trabajáis? ¿Cuál es vuestra zona de actuación?

R. Sin duda, nuestro principal ámbito de actuación es el casco histórico de Sevilla.

P.¿Cuáles son los proyectos más notables que la empresa ha llevado a cabo?

R. Quizá el más importante en cuanto a complejidad y tamaño fue el que desarrollamos entre el año 2000 y 2003 en la Plaza Cristo de Burgos, 21. Una casa palacio del Siglo XVII que rehabilitamos para reconvertirlo en 16 viviendas, 1 local comercial y 11 plazas de garaje en sótano. Sin embargo, nuestro edificio emblemático y donde tenemos nuestra sede, en la calle Santas Patronas, 55. Siempre nos hemos rodeado de los mejores profesionales para llevar a cabo nuestra labor. La promoción de viviendas conlleva desde un proceso puramente comercial pasando por uno arquitectónico, jurídico e incluso en este caso arqueológico. Fue sin duda nuestra promoción estrella. Encontrar en el Casco histórico de Sevilla 20 metros de lienzo de muralla almohade del siglo X con dos torres en sus extremos no es una cosa que te ocurra todos los días. Allí pusimos desde el inicio toda nuestra fe y voluntad en recuperar esa muralla para la ciudad y por supuesto para disfrute de nuestros clientes que compraron la promoción. Tuvimos que renegociar con Cultura y urbanismo a través de Javier Jiménez Sánchez-Dalp permutando la liberación de la muralla de edificación por una planta más de altura. Fue todo un éxito, lo convertimos en los primeros apartamentos turísticos de Sevilla, figura tan de moda hoy en día y que hace 10 años nuestra empresa ya los comercializó.

P. Para terminar ¿tres motivos para apostar por Inverplan?

R. Experiencia, confianza y conocimiento del mercado.