Ha muerto José Francisco Sánchez Álvarez, el padre de Pastora Soler 

Llevaba años de lucha contra una enfermedad degenerativa. Fue un gran ser humano, tremendamente generoso con sus amigos, y al que todos conocían en los ambientes artísticos por ser el padre de la cantante Pastora Soler. En los primeros tiempos de la carrera de su hija se convirtió en su inseparable acompañante, como si fuera su manager. Hoy ha fallecido a la edad de 76 años, que cumplió el pasado 10 de marzo. 

José Francisco Sánchez Álvarez nació el 10 de marzo de 1943. Aunque el público, y sobre todo los ambientes del mundo del espectáculo, lo conocieran por el padre de su famosa hija, la cantante Pastora Soler, tuvo una rica y extraordinaria personalidad que seguramente explicara bastante el arte de la intérprete de copla. Porque muchos desconocerán que José Francisco llegó a dedicarse al toreo siendo muy joven, como novillero. Y además era un gran aficionado a la pintura, de ejerciente de ilustraciones y dibujos que la mayoría de las veces estaban inspirados precisamente en las corridas de toros.

Había estudiado, de 1957 a 1963, Ingeniería Industrial en la Universidad de Sevilla. Y llegaría a convertirse en el gran patriarca de una numerosa familia, de la que ya había disfrutado de sus nietos.

En los últimos años, y ya cargando con su enfermedad, asistía a todos los conciertos que podía de su hija Pastora Soler. Verla en los escenarios le reportaba toda una terapia de ánimos y salud para seguir adelante. 

De toda esa circunstancia difícil, y a raíz de unas confesiones de Pastora Soler al compositor José Abraham, surgió la canción más emblemática de su repertorio  -por encima incluso de la que defendió en Eurovisión-, “La mala costumbre”. Abraham reflejó en su letra y en su música el estado anímico de la artista y sus sentimientos al enterarse del duro diagnóstico de su padre. “La mala costumbre” está considerada por los críticos más exigentes como una de las mejores canciones que se hayan escrito en los últimos años, convirtiendo al sevillano José Abraham en un autor de máximo nivel internacional, en la línea de Manuel Alejandro y José Luis Perales. Siempre quedará como la más bella dedicatoria musical para José Francisco Sánchez, el padre de Pili tantos años, después Pastora. Hasta siempre, caballero y señor donde los haya en la tierra y ahora en el cielo. 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *