Espadas se compromete a mediar en el conflicto de El Correo de Andalucía

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas contactará con el editor para buscar “alguna vía que permita encontrar un nuevo proyecto” para esta cabecera histórica, así como “el interés de la ciudad” en que el destino de este medio de comunicación se ciña a una “solución consensuada con los trabajadores”

En declaraciones a los medios de comunicación, Espadas ha informado de su reunión previa con los representantes de la plantilla de El Correo de Andalucía, el periódico decano de la ciudad, ante el expediente de regulación de empleo (ERE) promovido por la empresa editora, perteneciente al Grupo Morera y Vallejo, para extinguir 28 de los 29 puestos de empleo.

En ese sentido, y después de que la junta de portavoces del Ayuntamiento acordase ya una declaración institucional de solidaridad con la plantilla de El Correo de Andalucía ante la “amenaza de despido colectivo”, reclamando a la empresa editora “la búsqueda de una solución” que conjugue “la viabilidad empresarial y el mantenimiento del empleo”, el alcalde ha mostrado su “compromiso” de realizar gestiones respecto a las “peticiones” de los trabajadores, actualmente declarados en huelga indefinida.

Al respecto, Espadas ha manifestado que la decisión adoptada por el Grupo Morera y Vallejo respecto a El Correo de Andalucía “es absolutamente legítima”, pero ha abogado por intentar analizar “alguna vía que permita a los trabajadores encontrar un nuevo proyecto”, es decir “intentar ver qué otro tipo de planes o proyectos podrían suceder de alguna manera al que en estos momentos el empresario parece que quiere dar por terminado”.

Todo pasa, según el alcalde, por que el empresario Antonio Morera tenga la “voluntad de intentar que este episodio no termine de una manera abrupta” o haya “alguna opción de una mejora de la situación de los trabajadores si finalmente la decisión es la de la extinción” de la plantilla.

En ese sentido, ha expuesto que trasladará al empresario estas “peticiones” de la plantilla, así como “el interés de la ciudad en una solución que no sea traumática, sino a ser posible consensuada con los trabajadores”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *