Se trata de la primera empresa que impone un límite de pérdidas para los distintos usuarios

La industria de los casinos web ha crecido de manera exponencial en este último tiempo, y no solo en cuestión de ganancias. Su rol dentro de la sociedad también se ha modificado para muchas economías y hay empresas que han decidido asumir ese rol. Un claro ejemplo es la firma Paf, quien a lo largo de su historia ha demostrado estar preocupada por el bienestar general,ahora ha decidido imponer un límite de pérdida para los distintos usuarios, algo inaudito dentro de este sector.

Imaginar a una compañía de casinos que rechaza a los jugadores y a los usuarios online porque han perdido demasiado dinero, parecía imposible hasta hace muy poco tiempo. Sin embargo, en una nueva demostración del antiguo dicho que asegura que lo absurdo se vuelve realidad, en u en unas pocas semanas Paf convertirá en norma el límite de pérdida para sus jugadores en Aland, un pequeño grupo de islas autónomas en el Mar Báltico, frente a la costa de Finlandia. De esa manera, Paf se convertirá en la primera compañía internacional de apuestas en introducir un límite de pérdidas el próximo 1 de septiembre.


Paf casino que es una de las marcas con la mejor selección de juegos de casinos online no es solamente una empresa que piensa en el negocio de la forma más ortodoxa y liberal posible, imagen que se suele tener de las distintas empresas relacionadas al juego y a las puestas, ya sea de manera online o en las salas tradicionales. Esta firma ha decidido dejar atrás esos estereotipos con una medida que para muchos puede ser inentendible para las ganancias de la firma. Sin embargo, Paf estima que el límite -30,000 euros o aproximadamente 35,000 en moneda estadounidense al año- dará como resultado una reducción del 5 por ciento en las ganancias anuales.

Ahora bien, los distintos ejecutivos de Paf han declarado a la prensa internacional que creen que pueden y deben tomar esta medida porque, en definitiva, creen firmemente en sus iniciativas de juego responsable. Incluso, afirmaron que se comunicarán con los jugadores con perfiles de pérdida y les sugerirán busquen asesoramiento profesionalpara superar posibles casos de adicción al juego. Esto que parece propio de un sueño, está comenzando a pasar y se espera que en el futuro cercano, muchas empresas copien este modelo.

Cabe destacar, de todas formas, que Paf no es una empresa común y corriente dentro del sector. Fundada en Aland en 1966, el objetivo principal de la compañía es generar ganancias para respaldar el bien público, tal como informa en su sitio web, por lo que el dinero generado se destina a diferentes organizaciones solidarias reconocidas de manera internacional como la Cruz Roja y Save the Children. Como muchas otras empresas, ha mutado al negocio online a través de Paf.com la cual cuenta con máquinas tragamonedas, juegos de mesa, póquer, apuestas deportivas, bingo y loterías.

Además, en la actualidad tiene un casino en tierra que posee alrededor de 1.500 máquinas tragamonedas y 55 mesas entre el casino terrestre y en cruceros que navegan en los mares Báltico y del Norte, tal como informa en su web. “No queremos ver la vida de las personas destruidas debido a la adicción al juego”, expresó en un comunicado donde informaba de la nueva política el CEO de Paf Christer Fahlstedt. “Tiene que haber un camino de regreso. Esperamos que el nuevo límite máximo de Paf nos lleve en la dirección correcta”, destacó al respecto, sugiriendo que otras compañías deberían imitar esta medida.

En grandes ciudades vinculadas al juego como Nevada, se recomiendan programas de juego responsables para los asistentes a los casinos y para las empresas mismas, pero no son obligatorios. Además, la mayoría de las empresas publican carteles en sus paredes o mensajes en sus sitios web llamando la atención sobre los números de teléfono gratuitos que los jugadores pueden llamar si creen que tienen un problema, pero los resultados no siempre son beneficiosos. Quizás el modelo impuesto por Paf sea el camino correcto.