El perfume de la fama

Es una de las estrategias comerciales más extendidas, en todo tipo de productos: recurrir a los famosos para que los anuncien. La historia de la publicidad arroja multitud de ejemplos. En el caso de nuestro país lo mismo hemos visto en la España de los 60 a Carmen Sevilla cantando las excelencias de Philips o Coca-Cola, que a finales de los 70 al futbolista Cruyff pintando su hogar con Bruguer. Y el lector seguro que guarda en su memoria decenas de casos más que llegarían a hacer interminable la lista.

Pero entre los productos que apoyan su publicidad en el personaje popular de turno, hay que destacar de una manera especial a colonias y perfumes. Por lo visto, el aroma se esparce con cualidades polivalentes, según a quien se asocie su marca: el atractivo, la seducción, el erotismo, triunfo, éxito, etc. Puede que la primera gran sugerencia sobre el poderoso influjo que se atribuye a los perfumes se originara con Marilyn Monroe y sus míticas gotas de Channel vertidas sobre su sexo.

En la actualidad las firmas siguen confiando el significado de sus contenidos a los famosos de estos últimos tiempos. No hay más que echar una mínima visual a las estanterías de las tiendas para advertirlo enseguida. Casi hay tantos rostros conocidos como envoltorios. Algunos como el actor malagueño Antonio Banderas abarcan hasta más de un perfume, en los que parece ofertarse el más puro aroma de la virilidad, a tenor de la actitud fotográfica del internacional intérprete.

Alejandro Sanz denomina Mi acorde al perfume que anuncia, como si pretendiera hacer llegar a sus compradores toda la fragancia musical de sus mejores melodías. Los anaqueles y góndolas comerciales van distribuyendo como guiños las caras de Vicky Martín Berrocal, Shakira, Malú, Amaia Salamanca, etc. Y resulta toda una curiosidad que Paula Echevarría resida allí, entre colonias, justo al lado de David Bustamante, como si fuera ya a estas alturas el único lugar que permite la convivencia de quienes una vez fueron un matrimonio feliz.

Fotografías de Beatriz Galiano

……




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *