El juez Calatayud considera que es «demasiado pronto» para que niños de 12 años vayan al instituto

Casi un millón de jóvenes se incorporan este lunes a un nuevo curso escolar en los institutos de Andalucía. Muchos, por primera vez. Son los niños de 12 años que comienzan la Enseñanza Secundaria Obligatoria. El juez de Familia aboga por regresar a la antigua E.G.B.

Más de tres mil centros educativos de Educación Secundaria reciben este lunes a cientos de miles de jóvenes dispuestos a comenzar un nuevo curso escolar tras las vacaciones de verano. Entre el nutrido grupo de escolares se encuentran aquellos que han abandonado los colegios y acuden por primera vez a los institutos. Muchos padres consideran que son aún pequeños para ir al instituto; una opinión que comparte el popular juez de Familia Emilio Catalayud.

Coincidiendo con e inicio del curso, el juez Calatayud ha afirmado «estar de acuerdo» con aquellos padres «acongojados»’ porque piensan que es demasiado pronto para que los chiquillos dejen el cole y pasen al instituto. «Siempre defiendo que no hay que sobreproteger a los niños y que hay que enseñarles a asumir responsabilidades, pero no creo que se tenga que hacer a toda velocidad. Las prisas no son buenas consejeras,» asevera. «Son responsables penalmente a partir de los catorce años, pero los mandamos al instituto con doce. Si son niños para una cosa, tienen que serlo para todo», asegura en un artículo publicado en su blog del diario Ideal.

No es la primera vez que el juez de Familia se manifiesta en contra de que los niños de 12 años acudan al instituto. Frente a ello, defiende la antigua Educación General Básica (EGB). «Defendido la necesidad de volver a retrasar hasta los catorce años el ingreso de los niños en los institutos. Estoy de acuerdo. Rectificar es de sabios. No creo que haya sido una medida particularmente beneficiosa para nadie. Llevar a niños de doce años a los institutos es un poco excesivo. Ellos no suelen estar preparados y es bueno que así sea, porque son niños. Dejemos que disfruten de su infancia durante más tiempo. ¿Por qué no volver a la Educación General Básica, la famosa EGB, que se prolongaba hasta los catorce años?

¿Cómo les vamos a decir a nuestros hijos que no les compramos el móvil hasta los catorce años, si con doce ya van al instituto y ven que sus compañeros mayores ya lo tienen?



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *