El Centro de Neurología Avanzada (CNA) pionero en microcirugía vascular cerebral en la medicina privada, en Andalucía

La Unidad de Neurocirugía del CNA cuenta con neurocirujanos de referencia como los doctores Antonio López y Andrés Muñoz, ambos expertos en el tratamiento quirúrgico de afecciones vasculares cerebrales complejas.

Neurocirujanos Antonio López y Andrés Muñoz del Centro de Neurología Avanzada (CNA)

La Unidad de Neurocirugía del Centro de Neurología Avanzada (CNA) compuesta por el equipo de expertos neurocirujanos Antonio López González y Andrés Muñoz Núñez, se posiciona como pionera y única en el sector de la medicina privada de Andalucía en la aplicación de las técnicas microquirúrgicas de revascularización cerebral para el tratamiento de afecciones vasculares cerebrales complejas.

La microcirugía vascular trata de manera definitiva, en la mayoría de los casos, las lesiones vasculares cerebrales tales como aneurismas y malformaciones arteriovenosas cerebrales o medulares. Los aneurismas cerebrales surgen de la fragilidad de un segmento de la pared de una arteria. La distensión de ese segmento forma un saco (aneurisma), donde llega el torrente sanguíneo y conlleva un riesgo de rotura e ictus hemorrágico. 

Según Antonio López, los procedimientos endovasculares son una opción en muchos casos mientras que en otros es el tratamiento microquirúrgico el único que garantiza el cierre definitivo del aneurisma. Así, apunta este experto que “mediante técnicas microquirúrgicas se consigue el cierre del cuello del aneurisma y, por tanto, su exclusión de la circulación sanguínea cerebral, quedando anulado su riesgo de rotura e ictus hemorrágico”.

Las malformaciones vasculares cerebrales consisten en una anomalía congénita que conlleva la formación de un ovillo vascular dentro del cerebro llamado “nidus”. A él le llega gran cantidad de sangre a través de aportes arteriales, y de él surgen drenajes venosos de sangre que sobrecargan todo el sistema venoso del cerebro. Cualquiera de estos elementos que componen la malformación puede ser el origen de ictus hemorrágicos. También deben ser minuciosamente valoradas por el neurocirujano vascular tras el diagnóstico por pruebas de imagen. La extirpación microquirúrgica constituye el tratamiento definitivo de estas lesiones.

Otro tipo de lesión cerebral vascular son las fístulas arterio-venosas. Consisten en comunicaciones anómalas entre arterias y venas que sobrecargan los drenajes venosos normales del cerebro y conllevan riesgo de hemorragia cerebra. Requieren una valoración minuciosa de la dinámica de la fístula por el neurocirujano vascular. La interrupción de la comunicación arterio-venosa constituye el tratamiento de estas lesiones. La neuronavegación intraoperatoria y la detallada planificación prequirúrgica son las mejores aliadas en el tratamiento de estas lesiones.

Finalmente, las técnicas de revascularización cerebral microquirúrgica consisten en la realización de bypasses entre arterias extracraneales y arterias del cerebro o entre arterias cerebrales entre sí. De esta manera se consigue asegurar la llegada de sangre a todos los territorios cerebrales en los casos en que se hace necesario el cierre de arterias para excluir de la circulación un aneurisma cerebral que las incluye.

Equipo multidisciplinar de cirugía

La complejidad de estas técnicas requiere de la colaboración del amplio equipo multidisciplinar en el que confluyen diversas especialidades con las que cuenta nuestro Centro. En concreto se trata de 55 expertos entre neurocirujanos, neurólogos, neurofisiólogos, anestesistas y personal de enfermería con amplia formación y experiencia.

Según han explicado los expertos, “las técnicas microquirúrgicas de revascularización cerebral también son usadas como tratamiento de enfermedades que afectan a las paredes de las arterias cerebrales que provocan su cierre progresivo y que termina generando isquemia e ictus”, y por ello “el uso de arterias extracerebrales que son unidas a arterias cerebrales aportan la solución que necesitan estos pacientes para evitar el ictus”.

Son los doctores Antonio López y Andrés Muñoz quienes determinan las técnicas que se desarrollan por parte de la unidad de Neurocirugía de CNA. Por una parte, López acumula una larga experiencia en técnicas de microcirugía vascular cerebral tras una formación específica en los mejores centros del mundo en esta área, con especialistas de reconocido prestigio: Clinical Fellow en neurocirugía vascular y microcirugía en Finlandia (Dr. Juha Hernesniemi, Helsinki); estancias formativas en EE.UU. (Dr. Robert Spetzler, Phoenix) y Japón (Dr. Rokuya Tanikawa, Sapporo). 

Por su parte, Andrés Muñoz tuvo su formación como neurocirujano en el Hospital Virgen del Rocio, donde formó parte de los inicios de la unidad de neurocirugía vascular del mencionado hospital, junto con Antonio López, completando su formación tras una larga estancia en el prestigioso Ronald Reagan UCLA Medical Center, perteneciente a la Universidad de California, en Los Angeles (EEUU), junto a reconocidos neurocirujanos vasculares, como los doctores Neil A. Martin o James Ausman. Ambos expertos del CNA forman un tándem perfecto para determinar los tratamientos más adecuados para cada caso.

Actualmente el Centro de Neurología Avanzada (CNA) cuenta en su sede central en Sevilla con más de 900 metros cuadrados, convirtiéndose en el mayor centro neurológico extrahospitalario del país, y que junto con las sedes satélites (CNA) en Huelva, Chiclana de la Frontera y Málaga, realizan más de 35.000 consultas al año con un seguimiento personalizado y continuado al servicio del paciente.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *