El carné A2: más y mejor movilidad para los amantes de las dos ruedas

La industria del motor pasa por un momento de incertidumbre. Mientras que los vehículos de cuatro ruedas luchan por encontrar su lugar en el mercado en un periodo de transición energética y de cambio de los impulsados por combustibles fósiles a los eléctricos, con una caída de ventas acumulada desde el origen de la pandemia, los fabricantes de motos están aumentando sus ventas en prácticamente todas las cilindradas.

Este buen comportamiento se debe a diversos factores, que van desde el punto de vista económico hasta los que tienen que ver con los nuevos hábitos de movilidad. Así, por un lado, los precios de las fotos son más económicos y no han notado tanto la inflación de las materias primas y la rotura de la cadena de suministros experimentados tras la pandemia. A ello se suma que, tal y como sucede en Sevilla, el aumento de la población urbana ha hecho que las motos sean una opción más atractiva para los desplazamientos en la ciudad.

Y todo ello se traduce en una mayor comodidad a la hora de conducir y moverse por la ciudad. Todo, junto con la evolución de la tecnología que ha propiciado el lanzamiento de motos sean más seguras y cómodas, las ha convertido en muy atractivas. Sobre todo las motos a2.

Las motos de media cilindrada para A2

Dentro de las motos, las que se pueden conducir con el carné A2 son las que han experimentado un mejor comportamiento en los últimos meses. Este permiso de circulación habilita para llevar motocicletas (incluido el sidecar) con una potencia máxima de 35 kW (47,2 CV) y una relación potencia/peso de 0,2 kW/kg y no derivadas de un vehículo con más del doble de su potencia. Esto quiere decir que, si por ejemplo, una moto tiene una potencia de 94 CV, sí que es posible conducirla con el A2.

Esta potencia máxima se ha configurado como una de las mejores opciones debido a la versatilidad que ofrecen. En concreto, ofrecen una potencia suficiente tanto para desplazamientos urbanos como por carretera, mejorando las prestaciones de las de menor cilindrada. Por tanto, pueden utilizarse tanto para desplazamientos cortos como para largos. Además, suelen incorporar más elementos de seguridad, y más avanzados, como ABS, control de tracción o ayudas electrónicas a la conducción.

Entre los modelos más vendidos dentro de las motocicletas que se puede conducir con el carné A2 destacan los de la marca Kawasaki que, con una cuota en torno al 9% del mercado español de motos, se ha posicionado como una marca de referencia al contar con una amplia gama de modelos para los poseedores del carné A2.

Dentro de la categoría de carreteras, Kawasaki cuenta, por ejemplo, con el modelo Z650 que suma potencia de 650cc y 68 CV, que la convierten en una opción ideal para el día a día. Considerada la “Rreina de A2” por la prensa especializada, esta moto destaca por su ergonomía, prestaciones vanguardistas y eficiencia energética.

Otra opción de éxito es la W800 Street, una moto de diseño clásico especialmente indicada para todos aquellos que quieren un modelo sencillo pero con mucho carácter para circular por la ciudad o hacer excursiones sin demasiadas complicaciones. Tiene una potencia de 48 CV y, como hemos dicho, se puede conducir con el carné A2.

Si nos adentramos dentro de las motos Custom, Kawasaki ofrece la Vulcan S que tiene un motor bicilíndrico, a lo que se suma un chasis único y un monoamortiguador. Disponible en dos colores, rojo y negro, la Vulcan es una de las lideres de su gama. Con una transmisión de seis velocidades, una potencia máxima de 61 CV a 7.500 revoluciones por minuto, este modo ofrece un rendimiento magnífico tanto en ciudad como en carretera.

Debido al auge en la demanda de motocicletas de una potencia media, Kawasaki se ha adaptado y posicionado como una de las marcas que más opciones ofrece dentro del mercado. De este modo, aquellos conductores que han dado un paso más al superar el carné A1, pueden encontrar en estos modelos un nuevo atractivo y disfrute en el mundo de las dos ruedas.

Ya sea por la comodidad que supone ir en moto por los entornos urbanos, normalmente saturados de coches y llenos de atascos, o para disfrutar en desplazamiento de media distancia, estas motos que se pueden conducir con el carné A2 han captado el interés de los “pilotos” españoles. Y, a buen seguro, que el interés irá a más. Las cifras de ventas lo ponen de manifiesto.

Según los datos de la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (ANESDOR), las ventas de motos y ciclomotores en España aumentaron un 33,7% en lo que llevamos de 2023, mientras que las ventas de turismos aumentaron un 21,9%. ¿Quieres disfrutar de la conducción y de una movilidad más sostenible? No lo dudes y opta por los modelos que se pueden conducir con un carné A2.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *