Correr por Sevilla y por el mundo

Parece que la primavera haya pasado de largo por la ciudad y que también, a este paso, lo hará el verano, y nos plantemos directamente en septiembre, con la vuelta al cole, a la rutina, a sus cosas y a lo que todos los corredores esperan ansiosos: la Carrera Nocturna del Guadalquivir que, aunque no sea como los grandes maratones con fama mundial, cada vez tiene una mejor y más acogida.




De hecho, hasta los propios organizadores dicen de ella que es la carrera más divertida del año. Aún no hay fecha cerrada, aunque en 2017 se celebró el último fin de semana de septiembre, por lo que cabría esperar que este año sea exactamente igual, cuando el calor de la ciudad hispalense ya está amainando y se siente menos a las 22.00 h. que en pleno agosto.

Alrededor de 25.000 corredores apuestan por recorrer los 8 km del circuito contemplando el Guadalquivir a su paso por el Paseo de las Delicias, Colón y Torneo. Porque, aparte de divertida, la carrera también es bonita, y disfrutar de Sevilla mientras se suda la camiseta, es posible.

El fenómeno del running hace tiempo que desembarcó en la ciudad hispalense, pero también en todo el país, y se ha instalado en la práctica de muchas personas, casi como el fútbol, el baloncesto o cualquier otro deporte con muchos seguidores.

Incluso, por qué no, es una buena fórmula de viajar. Viajar para correr y recorrer mundo a través de los maratones. Pero antes de viajar a Boston, a Berlín o a Atenas, la meta que popularizó el nombre de esta carrera que iba desde la ciudad de Maraton en los tiempos de Atenas y Esparta, hay que entrenar. Y mucho.

Aunque a priori correr pueda ser un deporte que podría practicar cualquiera, se requiere mucha técnica, no sólo en pisada sino también en la respiración. Una mala respiración puede provocar el no llegar a meta y abandonar una carrera. Por no hablar de la importancia del calentamiento y estiramiento final, que puede desembocar, si no se hace bien, en una lesión muscular.

Así que, antes de querer viajar por el mundo a través del calendario de maratones, hay que correr por la ciudad con un plan que se pueda cumplir sin dejarse la salud – ni física ni mental, el poder de la mente también es importante, – y establecerse pequeños objetivos.

Una prueba de fuego podría ser la Media Maratón. Normalmente, celebrada en invierno. Durante esos 21 km de recorrido, las personas tienen la oportunidad de medir sus esfuerzos mientras corren por Sevilla. Y ya hay fecha para el año que viene: el 27 de enero.

Las medias maratones también se celebran en muchas otras ciudades europeas, por lo que podría ser una toma de contacto con ese turismo deportista que se está comenzando a desarrollar y al que cada vez se suman más adeptos.

Y sí, falta mucho para la Maratón. Se celebrará el 17 de febrero de 2019. Ya están abiertas las inscripciones para todos los que quieran participar después de haber practicado lo suficiente.

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *