¿Conoces la importancia de una auditoria de cuentas?

Para cualquier empresa que esté obligada a rendir cuentas ante la administración, la auditoría es el proceso por el cual se presenta el balance financiero. Deben darse una serie de requisitos para que una empresa esté obligada a ser auditada en el aspecto económico. En este artículo vamos a darte a conocer cuáles son esos requisitos y la importancia de realizar una Auditoría de empresas precisa y que se ajuste a la realidad.

Requisitos para una auditoria económica obligatoria

Una empresa debe de cumplir con dos de estos tres requisitos durante dos ejercicios consecutivos para que le va a presentar una auditoría obligatoria ante la Administración.

  • Contar con una facturación de, al menos,  5,7 millones de euros.
  • Disponer de unos activos de más de 2,8 millones de euros.
  • Tener en plantilla más de 50 trabajadores de media durante esos dos periodos consecutivos.

Es necesario hacer notar que si se pierden dos de estos tres requisitos durante otros dos ejercicios consecutivos, no será  obligatorio presentar esa auditoría. Pero es obvio que este proceso cuenta con muchísimas ventajas, estemos obligados o no. Para comenzar, da un punto de vista, totalmente aséptico y realista del estado de cuentas de una compañía, lo que supone un enorme bastión de confianza ante los inversores, masa social, empleados, clientes y proveedores.

A la hora de realizar una auditoría, esta puede realizarse tanto de manera interna como externa. La primera es la que realiza la propia compañía, pero para asegurarse unos datos fidedignos y que no estén contaminados por la subjetividad, la auditoría externa es el proceso más indicado. Los profesionales de Legalnet están debidamente preparados para la realización de auditorías de índole económica, pero, además, de cualquier ámbito necesario dentro del mundo corporativo. Exsten auditorias medioambientales o de índole informática, cada una con una serie de características específicas, pero todas con el objetivo de la mejora.

Cuando hablamos de finanzas, siempre es importante tener una visión clara y anticipada de todo lo que pueda ocurrir, situando a la empresa dentro de un punto de partida y que le permita ser capaz de tomar decisiones acertadas. En definitiva, es un sano instrumento que tenemos a nuestra disposición y que nos pone frente a frente con la realidad. La objetividad es clave para obtener unos datos fidedignos que no se encuentren disfrazados ni maquillados de ninguna manera y que sean totalmente asépticos y válidos.

Con ellos, la empresa puede tomar las decisiones que estime oportunas y dar un cambio de giro en la dirección de la misma para asegurar su viabilidad económica. Por otro lado, una auditoría siempre es un ejercicio de confianza y de predisposición hacia el resto de personas implicadas en ella. Tal y como hemos visto, someterse a una auditoría no deja de ser una magnífica carta de presentación de cara a los inversores y accionistas.

Las auditorías siempre suelen ser vistas como un asunto conflictivo, en el que salen a flote informaciones que pueden no ser de nuestro agrado. Es necesario cambiar la mentalidad para saber que la auditoría es capaz de poner a una empresa en su sitio y de darle una información que no podría obtener de otra manera. Por otro lado, la realización de una auditoría y el análisis de los datos obtenidos permite comenzar a generar beneficios, invertir en aquellos departamentos en los que sea necesario, realizar los ajustes correspondientes y, en definitiva, puede llevar a una empresa a evitar su cierre o ajustes de plantilla.

Por qué una auditoría externa

Cuando realizamos una auditoría externa estamos apostando por obtener la mejor información posible. Cuando se audita de esta manera, son profesionales los que tratan todos los datos y quienes son capaces de analizar todo lo que tienen entre manos para proporcionar nuevas directrices. Legalnet cuenta con expertos en el ámbito de las auditorias, ya sean económicas o de otro tipo, para hacer que tu empresa pueda cumplir con sus propios planteamientos, además de los que precise la Administración correspondiente.

Los defectos en las auditorías, o no presentarlas en el plazo correspondiente, siempre tienen como consecuencia importantes sanciones económicas. Por esa razón, una auditoría no deja de ser una forma de estar siempre al día y de ahorrar dinero. La auditoría externa posibilita una información que probablemente no obtendríamos de otra manera. Siempre es aconsejable contar con los profesionales correspondientes que estén al tanto de los cambios de legislación y de todos los requisitos que la administración va a solicitar en nuestra auditoría. Esto es algo que solamente puede hacerse de esta manera, y Legalnet consigue obtener los datos precisos para que la auditoría sea un instrumento de valor.

Por tanto, una auditoría externa es el instrumento adecuado para cumplir con todos los trámites de ámbito legal y saber cuál es nuestra posición en un momento dado. La información que se obtenga posibilita seguir un camino que nos lleva a la consecución de los objetivos deseados.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *