¿Cómo lograr que mi negocio se recupere?

Los negocios en Sevilla han sido duramente golpeados por situación actual. La pandemia ha afectado a empresas de múltiples sectores y tamaños, no existe discriminación. Los únicos sectores que se han salvado de la crisis, y que incluso han experimentado un aumento en la demanda, han sido el sector farmacéutico y de alimentación.

 

 

Con la crisis sanitaria bajo control, los empresarios y gerentes de negocios en Sevilla están en la encrucijada de encontrar recursos, tanto financieros como innovadores, para mantener la continuidad de sus negocios en un mercado que ha sufrido grandes cambios.

Ante este panorama, es de vital importancia analizar las necesidades y situar a la empresa en diferentes escenarios con el fin de tomar decisiones que contribuyan a mantener la vida del negocio en este contexto de incertidumbre.

En este artículo queremos poner nuestro grano de arena y exponer algunas claves para minimizar el riesgo actual con el deseo que los negocios de nuestra ciudad inicien su recuperación en un escenario favorable. Ante esta tarea tan ardua surgen muchas dudas y es complejo iniciar un proceso de revitalización. Una de las claves para asegurar la continuidad y el crecimiento empresarial es la formación. Actualizar competencias y habilidades de gestión con el estudio de un Máster en empresas en una Escuela de Negocios en Sevilla  es una de las alternativas encaminadas a ese fin. Iniciando un programa académico basado en la optimización de las prácticas del mundo empresarial, es mucho más sencillo tomar las riendas de un negocio y prepararse para el reimpulso de la empresa.

Claves para hacer crecer un negocio

Emprender entraña dificultades. A la altura de la ilusión que supone la creación de un proyecto empresarial, está el sacrificio que supone empezar un negocio de cero. Después del periodo de inactividad, volver a reanudar los niveles anteriores a la crisis del Covid-19 es similar a comenzar de nuevo el proyecto empresarial.  

Es por ello, que un recurso clave es realizar una buena planificación para saber desde qué punto se parte y hasta dónde se puede llegar. De este modo se puede definir objetivos cuantificables y realistas en un escenario que llama a la reinvención e innovación utilizando nuevas técnicas y herramientas de gestión.

Entre las claves que permiten, de forma rápida y eficaz, a una empresa salir de esta situación minimizando el impacto negativo de la crisis están:

  1. Llevar a cabo un plan de negocio dividido en meses del año, por ejemplo, en trimestres. Se puede preparar en este caso un plan para cada trimestre de manera que sea factible, pero con algo de ambición al mismo tiempo. Con un plan de este tipo, se puede realizar un seguimiento del progreso de la empresa, evaluando las acciones óptimas y detectar a tiempo lo que necesita algunas mejoras. 
  2. Diversificar las opciones de marketing eligiendo las más adecuadas al modelo de negocio. Contando con varias alternativas o vías de desarrollo es más viable poder tener un control más exhaustivo del desarrollo del negocio en sí y de los resultados, ya que de este modo es posible saber cuáles son las tendencias o qué herramientas son precisas para conseguir más clientes o contactos. 
  3. Conocer el target al que te diriges es otra de las claves para revitalizar y ver crecer un negocio. Es esencial saber todos los aspectos relativos al público objetivo de una empresa. Es decir, conocer con detalle a esas personas a las que una empresa quiere hacer llegar su mensaje u ofrecer un producto. En definitiva, definir a quién dirigir el negocio. Estar conectado, a través de todos los canales disponibles, es una forma muy acertada para saber qué necesidades tienen los consumidores, como comunicar la propuesta de valor de la empresa, o qué dicen y comentan de la marca. Todo ello hará evolucionar a la empresa y es posible que la contribución tecnológica pueda aportar nuevas oportunidades de negocio que mitiguen los efectos negativos de la pandemia.
  4. Crear una buena identidad comercial. El branding es una de las matrices de un plan de negocio. Se trata de crear una identidad de marca, comunicar de la mejor forma la propuesta de valor, hacer que la empresa se posicione por sus ventajas competitivas y diferenciarse de la competencia. Por otra parte, para generar marca hay que tener en cuenta diseñar un buen logo, que se adapte al tipo de negocio, usar un tono adecuado al tipo de cliente potencial y definir unos colores corporativos que identifiquen fácilmente a la empresa entre la competencia.
  5. Hacer una buena página web y optimizar la visibilidad online. Se trata tener un escaparate que pueden ver miles o millones de personas. Una web se adapta a cualquier tipo de negocio y es fácil de crear y mantener. En la era de internet la digitalización de los negocios es una cuestión clave. Además, esto se ha acentuado aún mas en el periodo de confinamiento. Los negocios adaptados tecnológicamente han sido capaces de reducir los efectos negativos del confinamiento como las ventas o la captación de clientes potenciales.
  6. Realización de un plan financiero. La revisión y control de los gastos e ingresos es fundamental y de obligado cumplimiento. Con este instrumento se valora la salud de la empresa, y como consecuencia sirve para garantizar la supervivencia de ésta.

Estos son algunos de los aspectos fundamentales para revitalizar o hacer que un negocio se recupere y crezca. Pero contar con gerentes y/o directivos con una preparación previa y una base sólida de conocimientos especializados en negocio y estrategia, hacen que las empresas puedan afrontar mejor las crisis optimizando sus servicios.

La mejor formación para hacer crecer un negocio

Como comentábamos, tener la mejor formación, basada en el fin que se quiere conseguir, es el paso más importante a la hora de emprender o gestionar una empresa. Es por ello, que un máster basado en administración y dirección empresarial es el más solicitado por directivos, profesionales, emprendedores y graduados universitarios que quieren dirigir su carrera hacia el mundo de los negocios. Los llamados MBA o Master Business Administration se han convertido en el arma más potente para superar los retos de la incertidumbre y los cambios en el sector empresarial.  En este sentido, se trata de la mejor formación para prever los cambios y estar preparados para superarlos.

Por otra parte, los MBA permiten a los alumnos adquirir conocimientos específicos para implantar en las empresas modelos de gestión, iniciativas específicas e innovadoras, que llevan a las empresas a obtener resultados beneficiosos.
Además de ser estudiados en las universidades, los MBA se estudian en las Escuelas de Negocios. Estas son centros docentes de enseñanza superior que imparten materias como contabilidad, administración, finanzas, economía, emprendimiento y otras áreas del ámbito empresarial.

En definitiva, la formación es una de las claves del éxito, en cualquier ámbito de la vida, más aún si hablamos del ámbito profesional. Una formación apropiada para gestionar negocios tipo MBA engloba un programa académico de estudio del entorno económico, dirección financiera, rrhh, dirección comercial y marketing, dirección de operaciones y producción, y dirección estratégica. Por lo que es una excelente alternativa actualmente a la hora de elegir una formación como plan de contingencia personal para prepararse y retomar el vuelo profesional y añadir valor a los negocios.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *