Un total de 92 menores de entre 0 y 3 años y sin necesidades significativas han sido propuestos para adopción en 2017 en Andalucía, de los que once fueron casos de renuncias por parte de sus madres biológicas.

Además, por provincias, en 2017 en Almería fueron dados en adopción 13 niños; en Cádiz, 21; en Córdoba, tres; en Granada, cinco; en Jaén, 14; en Málaga, 21; y en Sevilla, 15, según los datos facilitados a Europa Press por la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales.


Asimismo, hasta noviembre de 2018, las guardas con fines de adopción formalizadas para niños de este primer rango de edad han sido 79, siendo Cádiz la provincia que más menores ha propuesto para adopción, con un total de 27, seguida de Sevilla con 16; Málaga con 13; Jaén con doce; Córdoba con seis; Almería con tres; y Granada con dos.

En cuanto a los requisitos que deben cumplir las familias solicitantes de adopción nacional en Andalucía, el adoptante tiene que ser mayor de 25 años y, al menos, 16 años más que el adoptado, aunque cuando la adopción se lleve a cabo por una pareja, basta que uno de ellos cumpla estos requisitos de edad.


Igualmente, la diferencia de edad entre adoptante y adoptado no podrá ser superior a 45 años, salvo que se trate de un menor o menores con necesidades especiales, en cuyo caso, esa diferencia de edad puede ser mayor. Igualmente, en caso de ser dos los adoptantes, basta que uno de ellos cumpla ese requisito.

Del mismo modo, el adoptante no podrá ser abuelo, hermano o cuñado de la persona adoptada, tendrá que haber sido declarado idóneo para la adopción nacional, pues la Administración, como responsable de los menores, tiene la obligación y la responsabilidad de conocer a las familias solicitantes de adopción y debe residir en algún municipio de la comunidad andaluza.