La empresa editora de El Correo de Andalucía,  ha despedido a siete de los nueve trabajadores de la TV y ha comunicado el despido colectivo de los trabajadores del decano de la prensa sevillana

La empresa editora de El Correo de Andalucía no ha concretado a cuántos de los 28 periodistas que componen la plantilla de las ediciones de papel y digital afectará el ERE que comenzará a negociarse a mediados de la semana que viene.  En el caso de los trabajadores de la televisión, actualmente en negro, han sido despedidos siete de sus nueve empleados. Los dos únicos profesionales que quedan en la plantilla se dedicarán a editar el archivo de vídeo de la televisión para su venta, según ha anunciado el Comité de Empresa.
La representación de los trabajadores considera que hay alternativas que, aseguran, “no se han explorado” y reclaman que estas emisiones se retomen para revertir los despidos y el apagón. “Eso está por delante de un mero recorte de las expectativas de lucro empresarial tras no obtener la licencia”, aseguran en un comunicado. El Comité de Empresa rechaza que la solución para el periódico pase, “sin más explicaciones”, por un ERE del que “no se comunica su alcance, puesto que la continuidad de una cabecera de 120 años, la más antigua de Sevilla y con un patrimonio histórico incalculable, corre peligro”.
La plantilla del decano de la prensa sevillana viene sufriendo un auténtico calvario en los últimos años, con hasta seis ERE legales o encubiertos a sus espaldas desde 2000, cuando la integraban más de 120 profesionales, además de un intento de venta en 2013 y bajadas de sueldo acumuladas de hasta el 50% respecto al magro sueldo de entonces.

En 2013 el empresario Antonio Morera adquirió el periódico, con el compromiso de cumplir las obligaciones empresariales, y rebautizó con su nombre a una TV local adquirida meses antes. En 2016 planteó el despido de siete periodistas.

LA ASOCIACIÓN DE LA PRENSA CRITICA A LA EMPRESA EDITORA

La Asociación de la Prensa de Sevilla ha expresado su total apoyo a los trabajadores de El Correo TV y de El Correo de Andalucía,” que son víctimas de una muy cuestionable gestión y decisión empresarial”. En un comunicado,. La APS, insiste en que ambos medios de comunicación “son totalmente necesarios para garantizar la pluralidad informativa local que demanda la ciudadanía”.