Amigos y admiradores despiden al Mani de Gines en su capilla ardiente. Permanecerá abierta hasta las 14:30 horas de hoy

Familiares, amigos, rocieros, béticos y sevillistas, admiradores de su arte y bonhomía y sus paisanos de Gines en general han visitado en las últimas horas la capilla ardiente de José Manuel Rodríguez Olivares “El Mani”, instalada desde ayer y hasta las 14:30 horas de hoy jueves en la Casa de la Cultura, antigua bodega “El Tronío”, después de que el Ayuntamiento haya declarado tres días de luto oficial en la localidad.

Carlos Herrera, Pepe el Marismeño, María del Monte, el ex alcalde de Sevilla Alfredo Sánchez Monteseirín, alcaldes y representantes de los pueblos vecinos, entre muchas otras personalidades y rostros conocidos, han pasado a darle el último adiós al cantaor y consuelo a sus familiares y allegados.

Tan goloso de la vida como de los pastelitos de crema o de nata, “El Mani” deja entre sus vecinos y seguidores una impronta de hombre sencillo y cercano, tímido pero no retraído, afable, cariñoso y benévolo con todo, que se desvivía por los suyos y por desplegar lo que mejor sabía hacer: ser solidario y alumbrar las noches de luna y candelas con su temple en el cante de los fandangos y las sevillanas.

Volcó siempre toda su devota emoción rociera en cada interpretación y rezaba más que cantaba cuando enfilaba la raya de su pasión romera y peregrina con el regusto amargo y delicioso del mosto aljarafeño que iluminó su garganta en los cantes medidos y en los sonidos festeros que le encumbraron como un punto de referencia en el mapa del alma extendida entre Gines, Almonte y el Campo de Tejada.

Descansa en paz, querido Mani de Gines.

 

….




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *