Y el problema era el fascismo…

Huestes que simulan un desfile militarizado, entrenadas en la parafernalia y en la puesta en escena de ese cuadro borrego de banderas ordenadas y de arengas de pancarta, todo a la vieja usanza del fasciocomunismo, tan rancio y obsoleto como su propia ideología.

 

 

Jóvenes ‘desobedientes’ que obedecen a la orden de un mando, ¡ar!, y que no sienten la náusea de las muertes que engendraron en su historia los ideólogos y patrocinadores de esta farsa, esta basura, que el presidente de gobierno, Pedro Sánchez, reivindicaba el otro día en el Congreso de los Diputados como “una fecha luminosa”, según dijo.
Largo Caballero, del PSOE, se convirtió en el comandante en jefe de estas hordas stalinistas desde primera hora, varios años antes de que se acercara la fecha de inicio de la Guerra Civil, y fue proclamado como “el Lenin español”, llamando continuamente a la guerra civil cuando aún la República conservaba una mínima apariencia institucional de democracia, aunque las calles ya habían sido tomadas por los descerebrados que apretaban sus filas en la quema de iglesias y conventos, en el saqueo continuo de la población civil y en el destrozo de las instituciones…

“Luminosa”, dijo… Tan luminosa fecha que aún se repiten los sloganes y la propaganda de hace 90 años clamando por la destrucción de la sociedad en que estos tipos fueron amamantados, hijos por igual del fascio y de la hoz y el martillo.

En un período histórico del mundo donde todos los regímenes que surgieron, fuera de los ya existentes entonces, eran el bolchevismo, el fascismo, el nazismo o el imperio supremacista japonés, resulta que sólo la II República española fue un proyecto inmaculado y puro, qué gran casualidad.
Y no, lo que surgió entonces en España, por la fuerza de sus patrocinadores, fue un sistema abyecto y podrido que combinaba, como pretenden ahora de nuevo, dos regímenes abyectos: el fascio y el comunismo, pero estaba vez todo en uno y que lleva por nombre fasciocomunismo. Es el PSOE de ahora, apoyado por Iglesias y por todas las excrecencias políticas de este tiempo (como entonces). Es el PSOE de siempre, que ha vuelto.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *