Un miembro de “La Manada” intenta obtener el pasaporte y es “pillado” por la Policía

La Policía Nacional ha dado a conocer este hecho ocurrido en la mañana del pasado lunes por Antonio Manuel Guerrero, suspendido como agente de la Guardia Civil. Las condiciones de su puesta en libertad condicional le impide abandonar territorio español. El tribunal entendió que no había “riesgo de fuga”

La Policía Nacional ha revelado este jueves en su cuenta de Twitter que uno de los miembros de ‘La Manada’, Antonio Manuel Guerrero,  ha sido “pillado” cuando intentaba obtener un pasaporte, aunque tiene prohibido abandonar territorio español porque se encuentra en espera de sentencia firme. Todos están en libertad porque el tribunal entendió que no había riesgo de fuga.

“Pillado uno de los miembros de #LaManada cuando intentaba obtener un pasaporte teniendo en vigor una prohibición de salida del territorio español por un Juzgado”, dice el mensaje de la Policía Nacional junto a la etiqueta #AsíNO y una imagen del superhéroe Batman haciendo un gesto de negación con la mano.

Se trata de Antonio Manuel Guerrero, el guardia civil que formaba parte del grupo de cinco hombres condenados a nueve años de prisión por abuso sexual. Fuentes policiales han detallado que a principios de esta semana, el condenado, tras pedir cita, acudió a la Oficina de Expedición de pasaportes y Documento Nacional de Identidad (DNI) de la Policía Nacional en Tablada, en la capital andaluza, para la renovación del pasaporte. Una vez allí e iniciado el procedimiento de renovación, “saltaron las alertas de prohibición y se le denegó”, según las citadas fuentes.

Los cinco miembros de ‘La Manada’ fueron condenados el pasado 17 de abril por la Audiencia Provincial de Navarra a nueve años de prisión cada uno por abuso sexual con prevalimiento sobre una joven en los Sanfermines del año 2016, pero tras pasar algo menos de dos años en prisión provisional, el pasado jueves fueron puestos en libertad al entender el tribunal que no había riesgo de fuga ni de reiteración delictiva.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *