Torra toma posesión sin aludir a la Constitución o al Rey

Quim Torra ha tomado posesión como presidente de la Generalitat este jueves, con una fórmula que promete ejercer “con fidelidad a la voluntad del pueblo de Cataluña representado por el Parlament”, emulando la frase de su antecesor, Carles Puigdemont, sin aludir a la Constitución, al Estatut y al Rey.

En el Salón Virgen de Montserrat del Palau con la bandera catalana, el secretario del Govern, Víctor Cullell, ha sido el encargado de leer el decreto de nombramiento, y Torra ha renunciado a colocarse la medallma de presidente que sí se habían puesto sus predecesores.

Ha asistido el presidente del Parlament, Roger Torrent, mientras que no ha acudido ningún miembro en representación del Gobierno central por considerar que el modelo del acto degrada “la dignidad de la institución”.

El acto ha durado dos minutos y los únicos cargos institucionales han sido Torrent, Torra y Cullell: el resto de asistentes han sido siete familiares del presidente –su mujer, su madre y hermanos, entre otros– con los que se ha saludado al acabar la toma de posesión.

No ha habido ni retrato del Rey ni más banderas que la catalana, y la medalla de presidente ha estado en todo momento encima de la mesa, pero Torra no se la ha puesto en ningún momento para simbolizar que defiende que pertenece a Puigdemont.

Cullell ha leído el decreto de nombramiento, aludiendo a que ha sido firmado por el Rey Felipe y “refrendado” por el Gobierno central, y después el propio Torra ha pronunciado la fórmula para prometer el cargo, cuando lo habitual era que lo hiciera el presidente del Parlament.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *