Miles de policías y guardias civiles han reclamado este sábado por las calles de Madrid que el Ministerio del Interior concrete su propuesta para proceder a la equiparación salarial entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el resto de policías autonómicas y locales. La cita ha reunido a más de 70.000 personas llegadas de todas partes España, según la asociación Jusapol, convocante de la manifestación. La Delegación de Gobierno en Madrid ha cifrado la asistencia entre 28.000 y 30.000 personas.

Los policías y guardias civiles calculan que la diferencia salarial oscila entre los 400 y los 1.000 euros, dependiendo de las escalas y destinos, con respecto a otros cuerpos policiales como la Ertzaintza y los Mossos d’Esquadra, a pesar de que las Fuerzas de Seguridad del Estado asumen más competencias que las autonómicas. David Gómez, uno de los portavoces de Jusapol, ha destacado que, en sueldo bruto, un mosso d’Esquadra puede cobrar “como mínimo” 600 euros más que un policía nacional y un guardia civil. “Llevamos escuchando 26 años las misma palabras. Queremos hecho. Queremos que se sienten en la mesa y que en los PGE de 2018 se contemple una partida que empiece a contribuir ya con la equiparación salarial”, ha instado.


Todas las asociaciones con representación en el Consejo de la Guardia Civil han respaldado dicha manifestación, mientras que los sindicatos policiales se han desmarcado parcialmente de la organización de la protesta por discrepancias con los criterios fijados por Jusapol, que vetó cualquier logotipo que no sea el de esta asociación de reciente creación.