Los comunistas podemitas, nerviosos y acorralados por los últimos datos del CIS, a pedradas en Vallecas contra un imparable Vox 
El partido de Santiago Abascal pisa ya los talones al PP 

La explicación última y más oculta de lo ocurrido en el mitin de Vox celebrado anteayer en la Plaza de la Constitución, de Vallecas, podría encontrarse en que los últimos datos del CIS, a mediados de marzo, intranquilizan a toda la clase política en general y a Podemos en particular. Según las encuestas, Vox acaba electoralmente con Podemos y Pablo Iglesias. 

 Se trata de los sondeos del Centro de Investigaciones Sociológicas, el del manipulador Tezanos, que en el mes de marzo indica una bajada del Partido Popular provocada por dos subidas: la del PSOE y la de Vox, que está hundiendo a Podemos y a Ciudadanos. 

La encuesta del CIS se realizó del 1 al 11 de marzo, lo que hace suponer que le influyó escasamente en los resultados la convocatoria de las elecciones a la Comunidad de Madrid. 

El avance de Vox es la causa principal y a la desesperada de las acciones violentas de la ultraizquierda comunista que el miércoles atentó gravemente contra los líderes Santiago Abascal y Rocío Monasterio, la candidata madrileña, además de otros participantes y hasta miembros de la Policía Nacional, arrojando un  balance de 35 heridos, de los que la mayoría, 21, fueron agentes. 

Los comunistas quieren detener con violencia (tan natural en ellos) los avances paulatinos de Vox, por eso se suben por las paredes ante las previsiones del CIS que les dan por expulsados electoralmente del mapa político nacional. Como en su fuero interno y desde sus más profundas raíces ideológicas los podemitas no son demócratas, sino puros dictadores consecuencia de los regímenes comunistas (y criminales por tanto) que el mundo ha conocido, no están por la labor de respetar una corriente política como la de Vox, muy diferente a ellos y en absoluto ultra ni fascista, como tantos medios sometidos a la servidumbre socialcomunista se empeñan en calificar y hasta en igualar a Podemos, como vino a hacer un tendencioso Pedro Piqueras, en sus informativos desde Tele 5. 

La encuesta del CIS en marzo también señala el descenso en popularidad de Pablo Iglesias, que ha bajado nada menos que 3 puntos sobre 10, aunque sigue siendo un valor superior al 2,6 obtenido por el líder de Vox, Santiago Abascal. 




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *