La DGT va a llevar a cabo en los próximos meses nuevas iniciativas proyectos para combatir la conducción bajo los efectos del alcohol. La reincidencia se pagará con el carnet de conducir y todas las patrullas de la Guardia Civil estarán dotadas de tests de alcoholemia

Este lunes Gregorio Serrano, director general de Tráfico, aprovechaba su asistencia a la presentación de la campaña ‘Pepa te busca hotel’ de la Asociación de Hoteles de Sevilla y Provincia para hacer un llamamiento de concienciación sobre el alcohol al volante, y para anunciar algunas medidas que la DGT tomará en un futuro cercano con el fin reducir los accidentes por este motivo.

Por un lado, se está llevando a cabo un replanteamiento de la reincidencia bajos efectos del alcohol y las drogas. A partir de unos meses “se podrá retirar el permiso de conducir a aquellas personas que tengan dos o más sanciones en un mismo año”, sentenciaba Serrano


. Estas personas serán catalogadas como personas que han perdido sus capacidades psicofísicas para conducir, lo que llevará a la jefatura de tráfico de esa provincia a retirarle su permiso de conducir.

Según el director general de Tráfico, la otra medida que se va a implantar en los próximos meses es que “todas las patrullas de la guardia civil van a estar dotadas de los nuevos detectores de alcohol y drogas”. “Las propias motos llevaran estos controles siendo mucho más rápido y operativo para intentar evitar que no se pueda avisar a través de redes sociales o grupos de Whats App la existencia de los controles de alcoholemia”, argumentaba Gregorio Sánchez.

Estos proyectos se deben a los números generados el año pasado. Pues, el 25% de los fallecidos en carretera lo fueron por motivos directamente relacionados con el alcohol, ascendiendo esta cifra al 37% en las ciudades. Por último, Gregorio revelaba que “Sevilla es un modelo respecto a los controles de alcoholemia”, exponiendo que “en el año 2015 la policía local realizó quinientos controles y en el 2016 más de ochocientos”.