El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los cuatro exconsellers que le acompañan en Bruselas serán detenidos en las próximas horas y llevados ante un juez de instrucción que decidirá sobre la tramitación de las órdenes europeas de detención y entrega dictadas por la Audiencia Nacional, según fuentes de la Fiscalía de Bruselas.


“Para que un juez sea mandatado las personas buscadas deben ser privadas de libertad”, ha explicado el portavoz de la Fiscalía bruselense y magistrado Gilles Dejemeppe, que explica que hasta que no sean detenidos no se establecerá la jurisdicción de la causa y por tanto no se puede asignar juez.

La Fiscalía federal transfirió las órdenes europeas a la Fiscalía local a última hora del sábado tras constatar que era “muy probable” que las cinco personas buscadas se encuentren en Bruselas. Las órdenes europeas afectan, además de a Puigdemont, a los exconsellers Meritxell Serret, Antoni Comín, Lluís Puig y Clara Ponsantí.