El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha asegurado este martes que “no hay que precipitarse” en la designación del sucesor del fallecido fiscal general del Estado José Manuel Maza, figura que debe concitar, ha dicho, el “máximo consenso y acuerdo”.

El titular de Justicia ha destacado que “no hay ninguna urgencia” por parte del Gobierno de nombrar un nuevo fiscal general ya que el funcionamiento de la institución cuenta con protocolo de actuación por el cual Luis Navajas, hasta ahora teniente fiscal del Tribunal Supremo, ha tomado el control provisional de la Fiscalía General del Estado. “La sustitución de José Manuel Maza es difícil”, ha reconocido, “era una persona y un jurista extraordinario, además de alguien muy querido en la judicatura y la Fiscalía, por lo que no hay que precipitarse”, ha resumido.

Catalá ha recordado que la decisión de proponer un nombre que le sustituya es del Gobierno, pero ha valorado que el nuevo fiscal general del Estado concite el “máximo consenso y acuerdo” de todos los actores jurídicos, al tiempo que ha subrayado que si cuenta también con la valoración positiva de los partidos políticos será una garantía de “consenso y equilibrio” en la institución. Si bien, ha señalado que Maza en tan solo un año ya había logrado el consenso con sus comparecencias en las Cámaras y en los medios de comunicación.