Los ministros de Interior de los seis países más grandes de Europa, reunidos este lunes en Sevilla, han acordado, entre otras cuestiones, mejorar el acceso a los datos de las comunicaciones así como un mayor control de los productos con los que se elaboran explosivos.

Los ministros han abordado las medidas para controlar los flujos migratorios y también el refuerzo de las medidas para luchar contra el terrorismo yihadista. En relación con este último, el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido, ha explicado que han acordado profundizar en los instrumentos de cooperación existentes, reforzando el intercambio de información y la aplicación reforzada de las medidas con que ya se cuenta.

En este sentido, ha citado expresamente la necesidad de intensificar las medidas de control de los “precursores de explosivos”, para lo que se ha apostado por tener una relación más estrecha entre comerciantes y autoridades. También ha citado la necesidad de mantener un equilibrio entre “privacidad y seguridad” en el acceso a los datos de las comunicaciones para prevenir el terrorismo, así como el fomento de la colaboración público-privada entre autoridades e internet.