El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avanzado que se rebajará dos décimas el objetivo de déficit de las comunidades autónomas de cara al próximo año, de forma que pasará del 0,1% del PIB previsto al 0,3%, lo que se traducirá en un incremento de los recursos autonómicos de alrededor de 2.400 millones de euros

Entre los asuntos previstos en la reunión de este jueves del CPFF figura la aprobación del acta de la sesión anterior; la aprobación, en su caso de la Memoria de Actuaciones del CPFF del año 2017, y un informe del Ministerio de Hacienda sobre el grado de cumplimiento de los objetivos de estabilidad presupuestaria y deuda pública y de la regla de gasto de las CCAA en el ejercicio de 2017.

Además, la ministra de Hacienda María Jesús Montero, informará a las comunidades sobre los trabajos preparatorios para avanzar en la reforma del sistema de financiación autonómica. Aunque el Gobierno ha asumido que no podrá llevarla a cabo en esta legislatura, sí ha dicho que entre sus planes figura introducir “mejoras efectivas” en el actual sistema.


En el orden del día de la reunión del CPFF figura también el examen y, en su caso, aprobación de la propuesta de crear un grupo de trabajo para la coordinación de la tributación propia de las comunidades, así como de la propuesta de elección o renovación, por un periodo de cinco años, del presidente de la Junta Arbitral de Resolución de Conflictos en materia de tributos del Estado cedidos a las autonomías.

La ministra de Hacienda María Jesús Montero, indicó la semana pasada que la nueva senda de estabilidad presupuestaria acordada con Bruselas contempla un déficit del 1,8% para 2019, por encima del 1,3% estimado con anterioridad.

Para 2020, España deberá recortar los ‘números rojos’ hasta el 1,1%, frente al 0,5% inicial, y en 2021, cuando España debía registrar un superávit del 0,1%, el primero después de 14 años en déficit, ahora podrá tener un déficit del 0,4%. El CPFF, donde están representadas todas las comunidades, deberá aprobar el reparto de la cifra global de déficit para las autonomías.

La fijación de los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda de las CCAA, así como de los ayuntamientos, es requisito previo a la aprobación del límite de gasto no financiero, conocido como ‘techo de gasto’, con el que se da el pistoletazo de salida a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019.

La ministra de Hacienda ya ha adelantado que el ‘techo de gasto’ para 2019 será superior al de 2018, cuando se situó en 119.834 millones de euros. El Ejecutivo prevé aprobarlo en el Consejo de Ministros de este viernes, 20 de julio. La aprobación del ‘techo de gasto’ en el Consejo de Ministros suele ir acompañada de una actualización del cuadro macroeconómico.