Dolores Delgado, otro miembro del gobierno en la cuerda floja

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hablado con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, tras los audios revelados este lunes por el confidencial Moncloa.com que demuestran que sí tuvo contactos privados con el excomisario José Villarejo.

Tras esta conversación, fuentes de Moncloa han subrayado lo “clara y contundente” que ha sido Delgado en su comunicado de este lunes, en el que avisa de que no se dejará chantajear por Villarejo y muestra su voluntad de comparecer en el Congreso de los Diputados para dar todas las explicaciones sobre este asunto.

Este mismo lunes, el departamento dirigido por Delgado atribuía a la “estrategia procesal” consistente en “atacar al Estado” de Villarejo la filtración de unas conversaciones que mantuvo durante un encuentro con él junto al exjuez Baltasar Garzón y otros mandos policiales. Además, ha pedido comparecer en el Congreso para explicarlo.

“El comisario José Manuel Villarejo se encuentra en prisión provisional como presunto autor de delitos muy graves. Su estrategia procesal es atacar al Estado y sus instituciones. Primero cargó contra la Jefatura del Estado con grabaciones relacionadas con el rey emérito. Ahora ataca al Ejecutivo en la persona de la ministra de Justicia”, ha afirmado el departamento que dirige Delgado.

Asimismo, la ministra también ha admitido que a lo largo de sus 25 años como fiscal de la Audiencia Nacional “tiene recuerdo de haber coincidido con el comisario (Villarejo) en tres ocasiones junto con otros mandos policiales y cargos judiciales y fiscales”.

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, espera que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, dimita en las próximas horas de su cargo antes de ser reprobada por el Pleno de la Cámara Alta a petición del Grupo Popular, en un debate que tendrá lugar previsiblemente este martes por la tarde.

“No sabemos si tendrá la valentía”, ha dicho Cosidó en un encuentro con periodistas en el Senado. La reprobación ha sido presentada por el trato del Ministerio de Justicia al juez Pablo Llarena, pero el debate se producirá cuando se han conocido unas conversaciones de la ministra con el excomisario de Policía José Villarejo, asunto que, según el portavoz, surgirá en el rifirrafe.

Para el PP, Delgado ha traspasado “la línea roja” para un miembro del Gobierno en relación a sus contactos con Villarejo, que es la de la “mentira”, por lo que debe dejar el cargo. “Ha faltado a la verdad y es algo inaceptable, un argumento añadido a los de la moción de reprobación”, ha subrayado.

La reprobación de la ministra podría debatirse y aprobarse mañana a última hora del Pleno o cuando éste se reanude el miércoles por la mañana, aunque el PP ha expresado su intención de que el asunto se discuta cuanto antes.

Está previsto que la ministra de Justicia acuda al Pleno de este martes para responder a varias preguntas parlamentarias al igual que otros miembros del Gobierno. Entre otras cosas, el PP pedirá explicaciones por las declaraciones de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, a favor de un futuro indulto a los políticos independentistas presos.

Cosidó ha acusado al Gobierno de estar en negociaciones para lograr apoyos parlamentarios de los partidos independentistas y que estas declaraciones son una prueba, “pero es un precio que los españoles no estamos dispuestos a pagar”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *