Una imagen para la vergüenza. Tras votar para derogar la prisión permanente revisable, los diputados del PSOE y Podemos abandonaron el Congreso de los Diputados mientras el resto de diputados aplaudían a los padres de jóvenes asesinados que han promovido la recogida de 3 millones de firmas a favor de la medida, en vigor desde 2015

Este jueves el Congreso de los Diputados, con el apoyo del PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCat y el PNV, ha decidido rechazar las dos enmiendas a la totalidad presentadas por el Partido Popular y Ciudadanos, cuyo objetivo era evitar que se derogase la Prisión Permanente Revisable. Los partidos políticos han decidido tomar esa decisión a pesar de no conocer todavía la opinión del Tribunal Constitucional sobre este asunto.