Constituida una plataforma nacional contra el impuesto de sucesiones

Pretende reforzar la capacidad de lucha contra este impuesto, que consideran cruel, injusto y contrario a la Constitución, incrementando la capacidad de prestar ayudas y apoyo a los afectados, preparando a sus organizaciones para luchar en el futuro contra otras injusticias y abusos de poder

En este sentido y según ha señalado a Sevillainfo el representante andaluz de FENCIS Juan Carlos Guerrero, los equipos jurídicos de esta nueva asociación de la que forman parte las Plataformas de Stop Impuesto de Sucesiones de Andalucía, Asturias y Aragón, están preparando una demanda ante las instituciones europeas contra el Reino de España, en la que solicitan que dicho impuesto sea declarado ilegal y en el que entre otros términos podrían acusar de prevaricación a las autoridades españolas.

Por otro lado,  los representantes de FENCIS, visitaran en próximas fechas Bruselas como contrapartida a las reuniones mantenidas recientemente en Sevilla con la eurodiputada de UPYD Maite Pagazaurtundua, quien después de conocer las pretensiones de esta organización de carácter cívico, ejercerá de intermediaria para que puedan mantener distintos encuentros con líderes europeos tanto de la Comisión y del Parlamento, a fin de propiciar que este tema se tome en consideración en el seno de las instituciones europeas.

Paralelamente a esta visita a Bruselas y a la interposición de esta demanda contra España, FENCIS está a la espera de conocer cuál será la fecha en la que el presidente del gobierno Mariano Rajoy va a recibirles, en una reunión ya confirmada y que está pendiente de que se cuadren las agendas de Rajoy, a fin de exponerle la situación que este impuesto incautador está generando en numerosas familias españolas que se ven indefensas y ven alterada su pervivencia como consecuencia de los porcentajes que se ven obligados a pagar en algunas comunidades autónomas españolas, hasta el punto que o renuncian a la herencia de sus familiares directos o entran en una ruina económica inevitable.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *