Vigilia “antifascista” esta noche en la Basílica de la Macarena para que sean exhumados los restos de Queipo

Organizaciones Republicanas ha convocado para la noche de este martes al miércoles la II “vigilia laica y antifascista” ante el citado templo, en demanda de que el mismo deje de alojar los restos mortales del militar

La Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas ha convocado de las 21 horas de este martes 17 de julio a las 11 horas del miércoles 18 su segunda “vigilia laica y antifascista” ante la basílica de la Macarena, en demanda de que el templo deje de acoger la tumba de general Gonzalo Queipo de Llano. Para el citado colectivo, “la responsabilidad inicial es de la hermandad y del Arzobispado de Sevilla, pero el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía deben hacer cumplir la legalidad vigente y la obligación institucional”.

En julio de 2016 el pleno del Ayuntamiento hispalense aprobaba una moción promovida por IU, condenando el golpe de estado militar del 18 de julio de 1936, repudiando al general “a cuenta de los fusilamientos perpetrados bajo su mando” y rechazando que sus restos sigan enterrados en la basílica de la Macarena, al constituir “una clara ofensa para los familiares de las víctimas del franquismo y para los demócratas”.

La moción fue aprobada de forma unánime en todos sus puntos, salvo el relativo a la petición de que la basílica de la Macarena deje de albergar la tumba de Queipo de Llano, un punto que contó con el voto contrario del PP y la abstención de Ciudadanos.

Poco después, el Gobierno local socialista anunciaba el envío de cartas a la hermandad de la Macarena y el Arzobispado, informando a tales entidades del contenido de las leyes estatal y autonómica de memoria histórica y las obligaciones que de ellas derivan para las entidades privadas. El alcalde, Juan Espadas, matizaba eso sí que los “contactos” institucionales con el Arzobispado y la hermandad de la Macarena estaban destinados a la materialización del mencionado acuerdo plenario por la vía del diálogo y el consenso.




 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *