Vecinos en pie de guerra contra el Centro de Refugiados de la Ronda de Capuchinos

La noticia ha corrido como la pólvora entre los vecinos de la zona que comienzan a movilizarse contra la “inminente” puesta en marcha de un Centro de Refugiados en plena Ronda de Capuchinos, que albergaría medio centenar de refugiados por espacio de 72 horas

Los vecinos de la Ronda de Capuchinos y, en general, de la Macarena y zona Centro se están movilizando contra reloj para intentar evitar la apertura de un Centro de Refugiados en el antiguo Centro de Cajasol previsto para la próxima semana. La noticia, que corre de boca en boca entre los vecinos, especialmente del edificio donde se ubican las instalaciones y que comparten patio interior, ha generado un amplio rechazo al punto de que se está gestionando la celebración de una multitudinaria asamblea para el próximo lunes de la que saldrá un calendario de movilizaciones respaldadas por la Asociación de Vecinos Miraflores – La Trinidad y la Federación CAIS de Asociaciones Independientes de Sevilla.

Los vecinos denuncian el “oscurantismo” que rodea la puesta en marcha de este centro para refugiados e indican que se han tenido que enterar a través de la Cruz Roja, organismo encargado de gestionar el centro, si bien el proyecto es responsabilidad de la Junta de Andalucía. Ninguna administración pública ha confirmado la puesta en marcha de este Centro actualmente en obras, donde en los últimos días se ha podido observar como se han instalado en su interior numerosas literas, según fuentes de los colectivos vecinales,  quienes se han puesto en contacto con el Ayuntamiento de Sevilla , desde donde afirman “no saber nada” pero que piden a los vecinos que”no se pongan nerviosos”.

El Centro de Refugiados de la Ronda de Capuchinos albergará, según las primeras informaciones, entre treinta y cuarenta personas, un máximo de 72 horas, antes de ser trasladadas a otros centros del territorio nacional, desde donde podrían ser distribuidos a países como Francia o Alemania. “Eso es lo que nos dicen en la Cruz Roja, pero tememos que finalmente no será así pues cada uno nos dice una cosa y las obras que vemos y la cantidad de literas que están metiendo nos indica que esto puede llegar a convertirse en un problema muy grave pues lo van a instalar en un núcleo residencial repleto de familias“, explica Esteban Suárez, presidente de la asociación vecinal de Miraflores.

Al parecer, el objetivo central de este Centro de Refugiados que tanta controversia está generando, es el de albergar a madres refugiadas con sus hijos “pero mucho nos tememos que, como en otros lugares, se nos esté engañando y al final, tengamos un serio problema en nuestras casas y en nuestros comercios que se verán seriamente dañados por la apertura de este centro, en plena Ronda de Capuchinos, como si no hubiera otro lugar”, lamenta.

Esta polémica se une a la tensión reinante en la zona de la Macarena, donde se sitúan la mayoría de los centros de ayuda, acogida y albergues de la ciudad, como consecuencia de las reyertas, actos vandálicos y comportamientos incívicos que provocan multitud de indigentes que deambulan por la zona y que ha generadouna enorme preocupación vecinal al punto de que han sido los propios residentes los que se han tenido que organizar a través de patrullas vecinales para paliar la falta de seguridad en la zona.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *