Vecinos de Los Remedios, desesperados por el retraso y la seguridad de las obras de alcantarillado

Los residentes lamentan que las obras, que se prolongan más de un año, han provocado cierre de negocios y pérdidas para el resto además de problemas de seguridad tras el hundimiento de parte de la calzada registrado este lunes en calle Miño

La Asociación de Vecinos de Los Remedios ha visitado las obras de alcantarillado que se llevan a cabo en varias calles del barrio y no han dudado en expresar su “indignación” debido al excesivo tiempo que calles como Miño, Arcos o Arqueros llevan cortadas al tráfico “por unas obras que deberían haber comenzado tras la Feria de 2017 pero que en realidad comenzaron en julio”. Las estimaciones apuntaban a que antes de la feria de este año las obras estarían finalizadas y estas calles de Los Remedios habrían vuelto a la normalidad. La realidad es bien distinta.

La gota que ha colmado el vaso de la paciencia de los vecinos ha sido el espectacular hundimiento de la calzada que se produjo este lunes en la intersección de la calle Niebla con Arcos,  a escasos centímetros de varios comercios que mostraban su temor por el desarrollo de unas obras que no se están realizando con la diligencia debida. El PP denunció la situación hace varios meses. “Le pedimos al Ayuntamiento que investigue las causas de este hundimiento, extreme las medidas de seguridad y dé respuesta a los vecinos que, ya no sólo tienen que convivir con una obra que se prolonga en el tiempo con continuos retrasos. Ahora, también viven con el temor de que estos hundimientos afecten a las estructuras de sus viviendas y comercios”, explica la concejal popular Pía Halcón.

Los vecinos temen que el hundimiento haya podido afectar a las estructuras de los edificios colindantes

Los vecinos temen que el hundimiento haya podido afectar a las estructuras de los edificios colindantes

El Partido Popular ya denunció hace unos meses” la dramática situación” en la que vivían los vecinos de la calle Niebla y su entorno como consecuencia de unas obras “descoordinadas en los plazos y en sus fases de ejecución”. “Como consecuencia de ello, hemos asistido al cierre de casi una decena de negocios y la pérdida de clientela en otros tantos que, a duras penas, están compaginando su actividad con estas obras. Por eso propusimos al alcalde del PSOE que creara un sistema de coordinación de obras para que éstas afecten lo mínimo a las personas; no haya que abrirlas diez veces como en el caso de la calle Niebla y sean un beneficio para los vecinos y comerciantes y no la causa del cierre de sus negocios”, explica la edil popular.

Las obras tardarán al menos dos meses más

Pôr su parte, el Ayuntamiento de Sevilla ha explicado que el deslizamiento de una tubería de abastecimiento de agua durante la colocación de las dos últimas piezas de gran dimensión para el colector que construye Emasesa en la calle Niebla provocó su rotura con la interrupción del suministro. Operarios de la compañía Endesa trabajan para poder lanzar un tendido eléctrico provisional que permita a los trabajadores de Emasesa y a la empresa adjudicataria de estas obras, Ullastres, reparar la tubería sin riesgos eléctricos, y con la finalidad de restablecer el abastecimiento del agua lo antes posible y colocar el cableado de luz y teléfono.

La delegada municipal Carmen Castreño ha aclarado que las obras del colector de Niebla y de la reurbanización de esta y otras calles anexas tenían un plazo de 10 meses de ejecución que concluía a finales de junio, aunque la compañía adjudicataria de esta actuación acometida por Emasesa ha solicitado 2 meses más, hasta los primeros días de septiembre, debido al largo periodo de lluvias del invierno pasado y la primavera, que lógicamente han dificultado los trabajos.

Ese proyecto, incluido en el Plan Director de la Cuenca Oeste de Sevilla y que contó con un presupuesto de licitación de 10 millones de euros, tendrá un efecto sobre la red general de la ciudad de Sevilla. En total, instalarán casi 3.000 metros de tubería de diferentes diámetros y se van a reurbanizar y a pavimentar cuatro calles –Miño y Arcos ya están casi acabadas–, y el Parque de Los Príncipes, por donde discurre este colector, también se está beneficiando de mejoras.




 

 

Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *