Vecinos abroncan al director general de Medio Ambiente por la tala masiva de árboles en avenida de Cádiz

Un grupo de vecinos y conservacionistas han mantenido en la mañana de este martes una acalorada discusión con el director general de Medio Ambiente Adolfo Fernández Palomares como consecuencia de la tala masiva de árboles en la zona, muchos, aseguran, en buen estado

La tensión se puede palpar en la avenida de Cádiz, donde desde hace un par de días, técnicos municipales proceden a la tala de 18 árboles que, en teoría, se encuentran incluidos en la nueva campaña de apeo anunciada por el Ayuntamiento de Sevilla para árboles que se encuentran en mal estado y suponen un riesgo para la seguridad de las personas.

Varios residentes en la zona y miembros de plataformas ecologistas han coincidido con el director municipal de Medio Ambiente Adolfo Fernández Palomares a quien han exigido explicaciones no tanto por la tala de árboles que pudieran suponer un peligro sino fundamentalmente por los ejemplares aparentemente sanos. Además, los residentes en avenida de Cádiz han protestado por la falta de información previa; aseguran no haber recibido comunicación alguna por parte del Ayuntamiento que se limitó a acordonar la zona y proceder a la tala de casi una veintena de árboles. También, se preguntan por la idoneidad de la fecha elegida para la tala, en pleno mes de julio, cuando más se necesita de la sombra que proporciona el arbolado.

Vecinos y conservacionistas discuten, esta mañana, con el director general de Medio Ambiente

El responsable municipal de Medio Ambiente no ha conseguido apaciguar los encendidos ánimos de vecinos y conservacionistas, a pesar de explicarles que todos los árboles talados se encontraban podridos en su interior por falta de mantenimiento y que, por tanto, no quedaba otra solución que la tala. Los árboles que están desapareciendo serán sustituidos por otros nuevos en próximas campañas municipales.

La campaña de apeo de árboles, en numerosas calles y plazas de la ciudad en este verano, está generando una destacada controversia ciudadana así como críticas abiertas que arrecian desde los grupos municipales de la oposición por la “falta de transparencia” en un proceso siempre sensible para la opinión pública. Incurriendo en los mismos errores que cometió en su día el ex alcalde Juan Ignacio Zoido, el equipo de gobierno de Juan Espadas no parece haber calculado el coste político de una actuación municipal que debería haber contado con una campaña de información a la ciudadanía sobre la necesidad de acometer estos trabajos que deberían redundar en beneficio de la seguridad de todos.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *