El homenaje celebrado en el Ayuntamiento de Sevilla  a la bandera de Andalucía no ha podido celebrarse, de nuevo, a las puertas del consistorio. Las voces de un ex trabajador de la imprenta municipal han hecho que la policía tuviera que quitar el mástil de la fachada y celebrar dentro la histórica fecha del 4 de diciembre de 1977. fecha en la que los andaluces reivindicaron en las calles la autonomía. La Fundación Blas Infante, en colaboración con el Ayuntamiento se han visto obligados a entrar al patio ante los gritos del ex trabajador con amenazas de “reventar el acto”.
La misma invitación del alcalde, Juan Espadas, hacía constar el lugar: “Puerta del Ayuntamiento de Sevilla. Plaza Nueva”. 
Foto Lince