Un cuarto individuo ha ingresado en prisión por su presunta relación con el triple crimen de Dos Hermanas por orden del juez, acusado de los presuntos delitos de detención ilegal y asesinato de Sandra Capitán, de 26 años, su hija Lucía de 6 años y la pareja sentimental de la madre, un ciudadano turco relacionado con el tráfico de drogas.

Este nuevo detenido, se encuentra en prisión provisional, comunicada y sin fianza, al igual que el resto de los tres detenidos, un sujeto apodado “El Pollino“, su pareja sentimental y el padre del primero. La juez del caso ha atendido la petición de la Fiscalía al entender que cada uno de ellos habría cometido tres presuntos delitos de asesinato y otros tantos de detención ilegal.


La investigación policial apunta a que los detenidos habrían cometido el brutal crimen por una deuda de 30.000 euros relacionada con el narcotráfico. Los tres primeros detenidos son los propietarios de la vivienda de Dos Hermanas donde aparecieron los restos de los tres cadáveres, en una fosa, cubiertos de sosa cáustica y bajo un bloque de hormigón.