Las madres y padres del colegio La Purísima de Sevilla no dan crédito ante la singular actividad escolar a la que han sido convocados los alumnos del segundo ciclo de este centro educativo concertado para el próximo jueves. Una visita de casi cinco horas de duración a una pizzería de una conocida franquicia norteamericana ubicada en Viapol.

La actividad escolar consiste en una visita a las instalaciones del establecimiento de comida rápida, donde los alumnos podrán conocer todos los detalles el proceso de elaboración de un producto muy apreciado por los más jóvenes, pero que choca frontalmente con todo lo que sobre alimentación aprenden en el propio colegio y en los hogares: el fomento de una alimentación saludable frente a la denominada comida basura. Este aspecto ha llamado la atención a los padres algunos de los cuales confiesan ” no entender el objeto de una visita a una pizzería como actividad escolar”. Recientemente, un caso similar se produjo en un centro público de Málaga que organizó una excursión a El Corte Inglés. 

Salida pizzería

Documento de autorización para que los alumnos visiten la pizzería

“Por un lado batallamos contra la comida basura y después organizamos visitas a una pizzería Desconozco el objetivo educativo de esta visita”, lamentan las madres y padres, mientras recuerdan como, hace años “se organizaban visitas a todo tipo de monumentos y museos, incluso a fábricas o al aeropuerto… cosas que enriquecían a los niños”, concluyen.