La empresa municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) mantendrá las líneas que recorren las Tres Mil Viviendas pero reforzará las medidas de seguridad que impidan los actos vandálicos que, a modo de pedradas, vienen sufriendo desde hace tiempo.

Al respecto, se ha celebrado este jueves una reunión al que han asistido  la comisionada del Polígono Sur, María del Mar González; el gerente de Tussam, Rubén García; los sindicatos con representación en la empresa,  y representantes de la Policía Local y de la unidad de la Policía Nacional adscrita a la Junta de Andalucía.


Los representantes de los empleados, sobre todo conductores, habían solicitado un refuerzo de la seguridad en las líneas que conectan el Polígono Sur con el resto de la ciudad, en concreto las líneas 30, 31 y 32, para garantizar la integridad, amenazada, de viajeros y conductores. Incluso amenazando con reclamar la supresión de los recorridos por las Tres Mil Viviendas, zona que concentra la mayoria de los ataques a los autobuses urbanos en Sevilla.

Según la Oficina de la Comisionada del Polígono Sur, se ha llegado al acuerdo de que las líneas 30, 31 y 31 de Tussam conserven sus actuales recorridos, aunque “incrementando las medidas que garanticen la seguridad de conductores y usuarios”, con la presencia de agentes uniformados en los autobuses en sus recorridos por la zona.

Las instituciones se han comprometido supervisar el desarrollo de las medidas implementadas y celebrar reuniones periódicas de seguimiento, para evaluar los resultados, así  como se han planteado medidas de prevención en el ámbito educativo.