Los cinco jóvenes sevillanos acusados de la supuesta violación grupal a una joven de 18 años en las fiestas de los Sanfermines de Pamplona de 2016 están pendientes de la decisión del tribunal sentenciador que decidirá previsiblemente este jueves o el viernes si deja en libertad a los cinco sevillanos acusados a la espera de dictar sentencia.

Las defensas de los cinco acusados solicitaron, tras la finalización del juicio celebrado en el Palacio de Justicia de la capital navarra, la puesta en libertad de los acusados,  petición a la que se opusieron las acusaciones, según han explicado fuentes judiciales. El tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia comunicó que tomaría una decisión al respecto esta misma semana.


Los acusados se enfrentan a un total de 22 años y diez meses de prisión solicitado por la Fiscalía, mientras que  la acusación particular reclama 24 años y nueves meses, y las acusaciones populares ejercidas por el Ayuntamiento de Pamplona y la Comunidad foral de Navarra piden 25 años y nueve meses de prisión para cada uno de ellos.