Tras el cierre de una veintena de bares en Sevilla este fin de semana VOX denuncia la doble vara de medir del Ayuntamiento

La portavoz municipal de VOX Cristina Peláez ha puesto de ejemplo que “mientras la Policía ha precintado este fin de semana diez bares en la Alameda, a las puertas, cientos de personas hacían botellón sin problema” y asevera que “entiende la frustración de los hosteleros que ven como se les aplica las ordenanzas de manera inflexible mientras el botellón y los manteros campan a sus anchas”.

Cristina Peláez, ha pedido al alcalde Juan Espadas que “ponga orden en las diferentes delegaciones municipales para evitar que se apliquen dobles varas de medir en el cumplimiento de las ordenanzas municipales”.

Cristina Peláez se ha referido “a la veintena de bares que, por diferentes motivos, la Policía Local ha precintado este fin de semana en la ciudad, diez de ellos en la Alameda de Hércules” y a la “terrible discriminación que supone que, mientras la Policía precinta un local de hostelería, a las puertas de los mismos establecimientos hay cientos de personas haciendo botellón delante de las mismas narices de los agentes que aplican las ordenanzas de manera diferenciada”

“El gobierno municipal de Juan Espadas se ha instalado en una política que es muy difícil de entender por los sevillanos y especialmente por todos aquellos que ejercen alguna actividad económica, bien sean comerciantes u hosteleros, que observan con impotencia que existe una tolerancia total con los manteros y con el botellón mientras que se inspecciona, se cierra y se sanciona a aquellos comercios o bares que incumplen las ordenanzas municipales”.

La portavoz municipal de VOX ha reconocido que “puedo entender la frustración de los hosteleros, una actividad económica fundamental en la ciudad y a los que, de un tiempo a esta parte, se les está demonizando, cuando no persiguiendo. Han demostrado, mayoritariamente, su disposición al diálogo y al entendimiento, y así tenemos ordenanzas sobre veladores, horarios e incluso el cierre de negocios en la Madrugá, pero de la misma manera que hay que agradecerles su actitud; de tal manera que se les exija el lógico complimiento de las normas pero a la vez apoyarlos en cuestiones como el botellón.”

Ha insistido en que “todos los ciudadanos tenemos unas obligaciones que cumplir que son para todos y resulta bastante triste que tengamos que estar todas las semanas recordándole a Juan Espadas que aplique las ordenanzas a todos por igual, ya basta de ser tolerante con lo ilegal e inflexible con lo legal”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *