Sevilla sin toldos en sus calles este verano

El Ayuntamiento de Sevilla y Juan Espadas lo han vuelto a hacer, pero esta vez se han superado. No es que los toldos lleguen tarde como en años anteriores, es que no van a llegar. Siempre existe una excusa para una gestión nefasta de un asunto primordial para la ciudad y que no pueden achacar a imprevistos, en Sevilla hace calor en verano siempre.

El Ayuntamiento no para de dar muestras de su incompetencia para cubrir las necesidades más básicas de Sevilla. Las suciedad por sus calles, los baches, los pasos de cebra invisibles, la inseguridad de los peatones ante el paso de ciclistas… Pero ya nada sorprende al sevillano, el año pasado no estaban aún colocados los toldos en La Campana a 26 de julio, algo que recuerda esas sevillanas de “Siempre me dice lo mismo y to los años hace igual…”.

Según el Ayuntamiento “Se ha producido un incumplimiento del contrato para el entoldamiento de calles en el centro de la ciudad por parte de la empresa adjudicataria que hace inviable su ejecución este año. En estos momentos se están analizando las consecuencias administrativas. Ante todo, se debe garantizar la seguridad jurídica y el uso adecuado de los recursos públicos y, por tanto, no se pueden autorizar unos trabajos que incumplen lo pactado en la adjudicación del pasado mes de abril y en el contrato firmado el pasado mes de mayo.

El servicio técnico de la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente ha constatado que los proyectos técnicos presentados por la empresa adjudicataria del contrato para el entoldamiento de una veintena de calles del Casco Histórico no cumplen con los requisitos establecidos en la adjudicación realizada el 27 de abril y en el contrato firmado el 31 de mayo. En consecuencia, es en estos momentos inviable que pueda instalar los toldos en estas calles tal y como estaba programado.

La licitación se aprobó en marzo 2021, inmediatamente después de que existiera disponibilidad de las partidas con el nuevo presupuesto y se adjudicó en abril del 2021 con un nuevo modelo que se había diseñado precisamente para dar estabilidad a este servicio, mejorar los plazos en la instalación de los toldos y la calidad, seguridad y sostenibilidad de los materiales que se emplean todos los veranos en el conjunto histórico de la ciudad.

Se trata de un contrato licitado por tres años por un importe de 669.000 (IVA no incluido) y se adjudicó por 509.495 euros a la empresa que obtuvo una mejor valoración de acuerdo con los criterios técnicos y económicos. Se trata de una empresa con experiencia en el sector. De acuerdo con los plazos previstos se hubieran instalado los toldos en la ciudad durante el mes de junio.

Sin embargo, la empresa presenta un primer proyecto técnico que no cumple con lo establecido en la oferta por la que resultó adjudicataria y que fue rechazado. Ayer, presentó un segundo proyecto que seguía sin cumplir con los compromisos establecidos por la propia empresa en la fase de licitación pública. Por este motivo ha vuelto a ser rechazado.

Ante esta situación, el Ayuntamiento a través de los servicios técnicos de la Gerencia está analizando administrativamente las consecuencias de este incumplimiento del contrato, pero dada la situación es inviable la ejecución de este contrato de entoldamiento de esta veintena de calles del centro este año.

El gobierno de la ciudad debe garantizar en todo momento la seguridad jurídica y el uso adecuado de los recursos públicos y por tanto no se puede autorizar la instalación de unos toldos que no cumplen estrictamente lo pactado porque es lo legalmente exigible en esta situación de incumplimiento por el contratista y porque el Ayuntamiento podría encontrarse con reclamaciones de otras empresas que pudieran sentirse perjudicadas por esta decisión”.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *