Sevilla seguirá sin procesiones, la Virgen de los Reyes tampoco saldrá este año

Se temía lo peor y así ha ocurrido: la Virgen de los Reyes no procesionará el próximo 15 de agosto, un hecho excepcionalmente histórico que no sucedía desde 1933. La decisión ha sido tomada por El cabildo Catedral de Sevilla y la Asociación de Fieles de la Virgen de los Reyes y San Fernando. Sevilla se queda otra vez este año sin uno de sus pasos más esperados en la calle, nada menos que el de su Patrona y cuanto significa para miles de personas el reencuentro con su Patrona.

 A un mes y medio de la tradicional fecha, se ha recibido en Sevilla la triste noticia: Nuestra Señora de los Reyes no recibirá en su rostro la primera luz del sol de la mañana. Su salida procesional ha tenido que ser suspendida dadas las circunstancias de riesgo de contagio del coronavirus, que aún persisten.

Por más que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, o Marín  -el de las torrijas-  digan que Sevilla es una ciudad segura, los hechos son incontestables frente a los intereses comerciales y turísticos, no digamos a los sueños y fantasías interesadamente políticas. Si Sevilla es una ciudad segura y Andalucía también, ¿qué hace la Virgen de los Reyes sin salir? Espadas es ya un alcalde incomprensible que recuerda al de “Tiburón”, el que abre la playa al precio que sea, hasta que grite un primero por perder la pierna… y hasta la vida.

Tampoco habrá besamano de la Virgen, ante la que sus fieles se limitarán a reverenciarla mientras desfilen ante Ella. Y se situará excepcionalmente en la puerta de su Capilla Real, a fin de disponer gracias a su especial colocación un recorrido que desde la Puerta de los Palos a la de las Campanillas, permita las distancias de seguridad y facilite el discurrir de miles de personas.

Foto de archivo Beatriz Galiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *