Sevilla contabiliza menos familias necesitadas pero más problemas de vivienda

 Cáritas prestó ayuda en 2017 a un total de 16.119 familias, un 7,8 por ciento menos que en 2016, pero el número de acciones de ayuda fue “sustancialmente idéntica” al del año previo y las acciones de ayuda en materia de vivienda se elevaron un 8,14 por ciento hasta rozar los 4,9 millones de euros

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, y el director de Cáritas Sevilla, Mariano Pérez de Ayala, han presentado este martes la memoria de Cáritas Diocesana correspondiente a 2017, exponiendo el segundo de ellos que “la incipiente recuperación económica no corre en paralelo con la superación de la crisis social”, pues la última encuesta de población activa (EPA), correspondiente al primer trimestre de 2018, reflejaba 227.900 parados en la provincia de Sevilla y una tasa de paro del 24,4 por ciento.

“Persisten aún altas tasas de desempleo y se ha desarrollado un modelo laboral basado en la precariedad. El empleo remunerado ya no sirve de garantía para dejar de ser pobre, pues el 96 por ciento de los contratos firmados en Sevilla en el último año son temporales y parciales, lo que hace perpetuar situaciones de pobreza y exclusión”, ha dicho Mariano Pérez de Ayala, avisando de que “casi el 34 por ciento del total de desempleados no reciben prestación alguna y los que lo hacen son los que acuden a las Cáritas parroquiales”.

“La pobreza y exclusión social son fenómenos estructurales”, destacó el director de Cáritas en Sevilla, avisando de que “unos 3,5 millones de andaluces, el 41,7 por ciento de la población, sufre pobreza y exclusión social” y el 78,1 por ciento de esta misma población tiene dificultades para llegar a fin de mes.

A tal efecto, ha recordado que tres de los cuatro barrios más pobres de las 15 ciudades más pobladas de España son sevillanos. “Los Pajaritos-Amate lidera el ranking, con una renta media anual por hogar de 12.307 euros; el segundo puesto corresponde al Polígono Sur, con 13.180 euros; y el cuarto lugar es ocupado por Torreblanca, con 14.661 euros”, ha aseverado Mariano Pérez de Ayala.

Monseñor Juan José Asenjo y Mariano Pérez de Ayala

Monseñor Juan José Asenjo y Mariano Pérez de Ayala

En cualquier caso, Mariano López de Ayala y el arzobispo han señalado que durante 2017, las Cáritas parroquiales de Sevilla acompañaron a 16.119 familias en situación de exclusión o vulnerabilidad, con 51.581 personas beneficiarias de las acciones realizadas.

El número de familias atendidas “supone un leve descenso, un 7,8 por ciento respecto del año anterior”, aunque el total de intervenciones sobre las familias sumó 120.000, una cifra “sustancialmente idéntica a la de 2016, porque son familias cuya demanda se centra en la cobertura de la demanda de recursos de primera necesidad, como la alimentación, la higiene, el vestido y la vivienda”.

En materia de vivienda, por ejemplo, Cáritas destinó en 2017 un total de 4.887.678 euros para respaldar a estas familias, frente a los 4.382.144 euros de 2016, lo que implica un 8,14 por ciento más. “Aumenta la demanda de ayuda para el pago de alquileres”, ha dicho Mariano López de Ayala. “Preocupa que cada vez haya más demanda para los alquileres, por lo que es necesario recuperar programas para la construcción de vivienda para personas con menos posibilidades”, ha dicho.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *