Se imponen las medallas de Sevilla y se nombra hija predilecta a la saetera Angelita Yruela 

El Palacio de Congresos y Exposiciones de Sevilla (FIBES) ha acogido en su auditorio  -otros años en el Teatro Lope de Vega-  el acto de entrega de las distinciones honoríficas de la ciudad, aplazado al 23 de septiembre por impedirlo el estado de alarma el pasado 30 de mayo, festividad de San Fernando, patrón de Sevilla, y fecha en la que tradicionalmente se imponen las medallas de la ciudad. Entre las medallas merecen resaltarse las concedidas a título póstumo al escultor Luis Álvarez Duarte y al compositor Manuel Pareja Obregón. En realidad, dos auténticas vergüenzas del Ayuntamiento de Sevilla incapaz de reconocer a tiempo los méritos de dos auténticas personalidades del arte. Y cabe destacar el nombramiento de hija predilecta otorgado a la saetera Angelita Yruela. 

El acto ha sido presentado, como otros años, por un auténtico maestro de ceremonias, el periodista de radio y televisión Cristóbal Cervantes, al que ya era hora de que el lamentable protocolo del acto permitiera su presencia física en el escenario, no como una simple voz en off que escuchábamos en otras ediciones.

Del “Sevilla” de Manuel Alejandro, vamos a dejarlo. No hay quien pueda con ese plato fuerte que indigesta a cualquiera y sólo fue apto para las bocas y voces de Plácido Domingo y Rocío Jurado. 

El alcalde, Juan Espadas, ha presidio la ceremonia, iniciando su discurso recordando la conmemoración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo de Magallanes, referida como “ejemplo de la infinita capacidad del ser humano para afrontar lo imposible; para resistir y reinventarse en la resiliencia”. Parecía una alusión a sus sufridos contribuyentes y al padecimiento de los despropósitos y corrupciones de los políticos actuales. Sin embargo no se ha privado de proclamar un mensaje de optimismo y esperanza ante la incertidumbre, que se supone bastante cómodo y fácil de lanzar cuando se tiene su sueldo, pero que debió llegar con bastantes dificultades de comprensión y semántica para miles de sevillanos en precario por culpa de sus restricciones y las impuestas por su partido (PSOE) en el Gobierno central socialcomunista y sus cómplices independentistas y filoetarras:  

“Sevilla a lo largo de su historia ha sabido salir de situaciones graves y tiene que volver a ser la ciudad de la cultura, la ciencia, la universalidad, el emprendimiento y el trabajo; ligada al turismo y al comercio, claro que sí, pero también a la digitalización y la innovación como yacimientos de empleo y de oportunidades”. Esto de “volver a ser” querrá decir cuando él se vaya y libere de su alcaldía a Sevilla. Y añadió: “Ahora se espera de nosotros que estemos unidos, aún en la discrepancia cuando la haya, aportando lo mejor de cada uno y construyendo juntos un proyecto colectivo que llamamos Sevilla”. Cuando Juan Espadas asegura que quiere una Sevilla unida, debe referirse a que piense como él. El socialcomunismo al que pertenece políticamente no tiene ya más lectura que esa. Parece mentira que desde sus implantaciones totalitarias, negociadas con comunistas, este alcalde se atreva públicamente con decir que Sevilla es “un proyecto colectivo”. 

El colmo fue tener un recuerdo justísimo para Manuel del Valle Arévalo, alcalde de la categoría de Sevilla, porque desgranando las virtudes de una gran personalidad política, Juan Espadas iba enumerando indirectamente todas sus carencias como alcalde que no está a la altura de Sevilla, como ya es público y notorio para la opinión pública.

Las distinciones han sido las siguientes:

Hijo Predilecto de Sevilla: Alfonso Guerra. 

Hijo Adoptivo de Sevilla: el arzobispo Juan José Asenjo. 

Medallas de Sevilla: 

Categoría de Fomento de valores humanos y labor social: 

El doctor Alberto Máximo Pérez Caleropresidente del Ateneo. El Colegio Oficial de Graduados Sociales de Sevilla al cumplir 50 años desde su fundación.

La Hermandad de la Divina Pastora de Santa Marina por los tres siglos de existencia, desde que se fundara años en San Gil.

Categoría de Cultura, arte y difusión: 

Centro Asturiano por su 50 Aniversario.

El Rinconcillo, la famosa taberna (la más antigua de Sevilla, fundada en 1670) y restaurante, en su 350 Aniversario. Se le distingue con valor representativo del conjunto de toda la hostelería sevillana en este año lleno de dificultades para su supervivencia.

Rafael Rodríguez Guerreropresidente de la Asociación de la Prensa de Sevilla. 

El Club Tenis Betis en su 90 Aniversario.

Isabel Fayos, cantante y compositora.

Y el grupo de hip-hop SFDK.

Categoría de Labor emprendedora, innovadora y profesional: 

José Moya Sanabria,  presidente de Persán, Álea y Trabajo Iberia. 

Francisco Mesonero Fernández de Córdobapresidente de la Fundación Adecco.

José Andrés Moreno Nogueira, oncólogo. 

Carmen Baena Sánchez, ingeniera. 

Raquel Revuelta, Miss España 1989, ex modelo y empresaria.

Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, ex futbolista y actual director deportivo del Sevilla F.C.

Jaime Rodríguez Sacristán, psiquiatra. 

Salud Borrego López, doctora. 

Rocío López Igual, científica e investigadora. 

Colegio Mayor San Juan Bosco por los 75 años de su fundación.

Colegio La Salle La Purísima por los 100 años de su fundación.

IES Luca de Tena por su cincuentenario.

Colegio Santa Isabel Religiosas Filipenses Hijas de María Dolorosa, por los 150 años de su fundación.

Colegio Sagrada Familia Carmelitas de la Caridad, por los 125 años de su fundación.

Colegio de Médicos de Sevilla. 

Y a título póstumo los grandes nombres de los imagineros Luis Álvarez Duarte y Antonio Dubé de Luque, además del gran creador por excelencia de las sevillanas, el compositor Manuel Pareja-Obregón García.  

Alfonso Guerra fue el encargado de pronunciar unas palabras de agradecimiento en representación de todos los homenajeados. Y sobre la ciudad que lo vio nacer dijo: “Sevilla es el mejor ejemplo de ciudad soñada, que además, una vez vivida, supera todo lo imaginado, lo que sucede con muy pocas ciudades en el mundo”.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *