Se ha procedido a la inmediata limpieza de las pintadas en una fuente sevillana que pedían la libertad del rapero Hasel

La taza de la fuente adosada a los muros del Alcázar en el Paseo de Catalina de Ribera, junto a los Jardines de Murillo, apareció con una enorme pintada  -del tamaño de su altura- en la que se leía la siguiente inscripción en color verde y con letras mayúsculas: “LIBERTAD HASEL”. Los servicios de limpieza del Ayuntamiento actuaron de inmediato consiguiendo eliminar este atentado urbanístico en uno de los lugares más característicos de Sevilla.

 

 

Justo donde queda el agua se ha pretendido prender la mecha de las protestas y los desórdenes que en otras ciudades españolas  -con el mayor ejemplo en  Barcelona–  se han extendido a causa del ingreso en prisión del rapero Hasel, como consecuencia de sus mensajes enalteciendo el terrorismo.

La fuente  ubicada en el Paseo de Catalina de Ribera  -paralelo al discurrir y la extensión de los Jardines de Murillo-  presentaba una agresión al patrimonio urbanístico de la ciudad por  haberse escrito en su amplia taza blanca, con procedimiento propio de spray usado generalmente por grafiteros, la siguiente demanda con grandes caracteres verdes: “LIBERTAD HASEL”.

La fuente está adosada al lienzo de muralla del Alcázar levantado a lo largo del mencionado paseo, siendo una obra debida al arquitecto municipal Juan Talavera y Heredia, ilustrada con frescos del pintor Francisco Maireles.

La reacción de los técnicos del Ayuntamiento ha sido inmediata, llevando a cabo las tareas de limpieza de la fuente, que por fortuna ha sido devuelta a su estado anterior al atentado.




Share and Enjoy !

0Shares
0 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *