El delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, ha subrayado este sábado el “importante esfuerzo” de coordinación y despliegue de efectivos que “ha contribuido al éxito y la seguridad” de la Madrugada sevillana y la colaboración ciudadana.

El delegado ha destacado el “compromiso” del Gobierno de España con la Semana Santa de Sevilla “por su extraordinaria importancia cultural y turística”, que este año se ha traducido en un incremento del 20 por ciento en el número de servicios realizados por la Policía Nacional respecto al año pasado, mientras que casi se han duplicado las Unidades Especiales durante la Madrugada.

También ha recordado en un comunicado que el dispositivo de seguridad desplegado este año en Sevilla es fruto de “un trabajo largo y minucioso” iniciado al término de la pasada Semana Santa a fin de que no volvieran a repetirse las carreras y avalanchas de la Madrugada 2017, y “para que sevillanos y visitantes pudieran disfrutar de esta importantísima celebración con todas las garantías de seguridad y normalidad”.

Así, ha afirmado que con la constitución del Cecop el domingo de Ramos “se culminó un largo proceso previo preparatorio que ha incluido innumerables reuniones y jornadas de trabajo entre todos los implicados en la seguridad de la Semana Santa”, en la que ha asegurado que el Gobierno de España “pone toda su atención, ya que se trata de un importante acontecimiento religioso, cultural y turístico de gran repercusión en la capital y la provincia”.


Igualmente, Sanz ha detallado que entre las novedades de este año, tanto en Sevilla como en otras capitales andaluzas, ha resultado “clave” la formación de los efectivos que conforman el dispositivo y de las hermandades, con la creación de la figura del responsable de seguridad de la Hermandad en conexión directa con la Policía Nacional. Además, ha indicado que ha habido agentes presentes al frente de cada cortejo procesional.

También ha precisado que se ha formado a las hermandades, directores de las bandas de músicas o capataces para las decisiones que hubiera que abordar ante eventualidades.

El delegado del Gobierno ha considerado igualmente “clave” para la seguridad la “apuesta por la innovación tecnológica realizada”, con sistemas de videovigilancia, iluminación, comunicación, aplicaciones informáticas y sistemas de geolocalización.

Sanz ha calificado como “un acierto” el nuevo diseño de presencia policial establecido en grandes ciudades basado en la prevención y, sobre todo, en la reacción, con unidades especiales de la Unidad de Intervención Policial del Cuerpo Nacional de Policía y cuya finalidad sería “cortocircuitar” incidentes en zonas históricas de las ciudades con un incremento de efectivos policiales destinados a la reacción.

Asimismo, considera que “la reacción ciudadana de colaboración y denuncia”, unida a “los mensajes de información que han funcionado” y la capacidad de “reacción inmediata de los efectivos policiales” han propiciado que “cualquier intento de causar incidentes tuviera repercusión”.